Cierra temporada de cruceros en Coquimbo: 20 naves y 14,6% más de pasajeros

0
56

“Desde el inicio se estableció como objetivo mantener una coordinación efectiva para garantizar una excelente atención y proporcionar una experiencia positiva a los cruceristas”, indicó el gerente de la Empresa Portuaria Coquimbo (EPCO), Ernesto Piwonka.

A primera hora del 02 de abril del año en curso, amarró en Sitio 2 del Puerto de Coquimbo, con más de 150 personas a bordo, entre pasajeros y tripulantes, el buque MS Fram de la naviera Hurtigruten Expeditions, siendo éste el último crucero para la temporada 20232024.
Con un saludo al Capitán, los gerentes de Terminal Puerto Coquimbo (TPC), Cristian Rodríguez y Ernesto Piwonka de Empresa Portuaria Coquimbo (EPCO), dieron cierre a la temporada de cruceros que finalizó con el arribo de 20 naves, cinco más de lo anunciado en el mes de octubre, cuando comenzaron las atenciones.
El representante de la empresa concesionaria, Cristian Rodríguez, señaló que “esta temporada, nos deja un desafío muy importante para la 20242025.
El aumento de pasajeros y tripulantes en comparación a la temporada anterior, y llegada de estas naves de lujo de primera recalada en la ciudad puerto, reafirmó la importancia para la región de Coquimbo mantenerse en el circuito turístico nacional e internacional, “y nos invita tanto a actores públicos y privados, a seguir impulsando estrategias locales y regionales en conjunto, para el desarrollo de polos turísticos seguros, y que pongan en valor turístico, patrimonial, cultural e histórico a Coquimbo y la Región”, continuó.

Durante el periodo 20232024, llegaron hasta la zona 18.398 pasajeros y 10.116 tripulantes, lo cual presenta una variación positiva del 14,6% respecto al total de personas que arribaron en la temporada 20222023. Para ello fue primordial el trabajo coordinado desde Empresa Portuaria Coquimbo para la gestión de cada atención con Terminal Puerto Coquimbo, agentes navieros, los servicios públicos, SAG, Aduanas, Autoridad Marítima, PDI y el Servicio de Salud, además de Sernatur y los municipios de La Serena y Coquimbo.
Por su parte, Ernesto Piwonka, realizó un balance positivo de la temporada, expresando su satisfacción y destacando que “desde el inicio se estableció como objetivo mantener una coordinación efectiva para garantizar una excelente atención y proporcionar una experiencia positiva a los cruceristas”.

Además, agradeció el compromiso y el esfuerzo de todos los servicios públicos y actores privados involucrados en cada una de las recaladas, ya que su trabajo conjunto permitió alcanzar este objetivo. En tanto EPCO junto a TPC, continúan trabajando en diversas instancias de coordinación, como la Mesa de Reactivación Turística del Barrio Inglés y la Corporación de Puertos del Conosur,

Esta industria genera divisas cada 60 minutos, ya que los “cruceristas” no están más de cinco a seis horas en el destino, desembolsando unos US$100 durante la detención. Una vez arribados, los pasajeros realizan programas de viajes que se tienen contratados con anterioridad, con tour operadores locales, y consumen productos como piscos y vinos, u otras artesanías elaboradas en base a lapislázuli.

Los “cruceristas” recorren distintos puntos de Coquimbo y La Serena. Entre ellos, la Cruz del Tercer Milenio, la avenida Costanera, el sector de Guayacán, el Cementerio Inglés, La Herradura, en la ciudad puerto. Mientras que La Recova, el Faro Monumental, el Museo Arqueológico de La Serena, la avenida del Mar y los ejes de las calles Cordovez y Pedro Pablo Muñoz, en el casco histórico, son los destinos en la capital regional.