CEAZA apoya rescate arqueológico en Caleta Los Hornos con restos de 5.000 años de antigüedad

0
146

De acuerdo al académico y director de la carrera de Arqueología de la Universidad Alberto Hurtado, Boris Santander, quién lidera el salvataje, las osamentas humanas y el patrón de los entierros de los individuos encontrados en el sector costero de La Higuera es similar a otros sitios del período denominado Arcaico Tardío.

Marcelo Villalobos es emprendedor de Turismo Humboldt y miembro de Agrupación Camanchaca, organización creada para la divulgación del patrimonio natural y cultural, a través de talleres, charlas y encuentros. Conocedor de su territorio, tomó contacto con el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA) por el hallazgo de osamentas humanas en el sector de Caleta Los Hornos, en la comuna de La Higuera.
Por su parte, el centro científico -en línea con la pertinencia de conseguir información relevante- buscó al Dr. Boris Santander, arqueólogo, académico y director de la carrera Arqueología de la Universidad Alberto Hurtado, quien viene trabajando (hace años) con otros profesionales sobre los habitantes costeros del periodo Arcaico Tardío, entre Elqui y Huasco, específicamente entre Punta Teatinos y Chañaral de Aceituno.
Y el hallazgo fue sorprendente: los restos en Caleta Los Hornos tienen unos 5.000 años de antigüedad.
“La colaboración fue forjada por el compromiso de nuestro trabajo con la comunidad, donde durante años, con nuestra organización social, Movimiento Camanchaca, llevábamos trabajando la divulgación de nuestro patrimonio natural y cultural. CEAZA nos apoyó participando desde un principio, creando una alianza efectiva y aportando al conocimiento científico hacia la comunidad”, comentó Villalobos.

La investigación que lidera Santander tiene a Caleta Los Hornos como parte de su proyecto como área de interés. “En Caleta Los Hornos todos saben que es un área donde hay entierros, cada vez que se construye una casa aparecen restos y el año 2016 se hizo una denuncia la PDI, porque en un corte de un terreno para hacer un camino, quedaron osamentas humanas” apuntó el profesional.
“Todavía no tenemos mucha información, pero lo que sí puedo contarte es que el patrón de entierro, por ejemplo, es muy similar a lo que observamos en otros sitios del período que nosotros denominamos arcaico tardío en la costa de la zona. Es muy parecido al patrón que hay en el sitio Punta Teatinos, por ejemplo, también al patrón que se describe para el cementerio del pueblo Guanaqueros. Entonces uno podría, por la posición en la que está el individuo, asumir que efectivamente corresponde a un entierro del periodo Arcaico Tardío, es decir, hace unos 4.000 y 4.500 años” señaló.

Claudia Hernández, encargada del área de Divulgación de CEAZA, indicó que “para nosotros en el Programa de Ciencia y Turismo nos interesa articular vínculos virtuosos que permitan fortalecer el conocimiento y valoración de los ecosistemas locales y sus hallazgos arqueológicos, que nos pueden contar algunas historias pasadas del territorio que hoy habitamos”. En este sentido, la colaboración entre el sector turístico y la investigación arqueológica permitirá arrojar luz sobre prácticas culturales, costumbres o la vida cotidiana de las comunidades que habitaron la zona hace milenios.
Además, se espera que contribuya al desarrollo de Caleta Los Hornos como una zona de valor arqueológico. “Estas experiencias turísticas no solo ofrecen una conexión más profunda con el patrimonio cultural, sino que también generan beneficios tangibles para la comunidad local. Turismo Humboldt reinvierte parte de sus ganancias en proyectos de desarrollo sostenible, creando empleo local y contribuyendo al crecimiento económico de Caleta Los Hornos. Nuestra visión va más allá del turismo convencional; nos esforzamos por ser un agente de cambio positivo, impulsando el progreso social y económico mientras preservamos y celebramos la identidad única de Caleta Los Hornos”, agregó Villalobos.

Sobre la protección y estudio de los vestigios, el Dr. Santander apuntó que “los materiales van a la Universidad Alberto Hurtado, al laboratorio de Arqueología. Serán conservados, consolidados y analizados por una especialista, una antropóloga física. He propuesto que queden los materiales que en este caso del Museo (Arqueológico) de La Serena, pero eso va a ocurrir una vez que pasen por la fase de análisis que se va a desarrollar en la Universidad Alberto Hurtado. Una vez que tengamos la información la idea es presentarlo al público, nuestra idea es hacer un conversatorio en Caleta Los Hornos”.