Casi 100 empresas de la región podrán reajustar sus contratos con el MOP en hasta 20% por alza en materiales de la construcción

0
144

Gracias al “reajuste polinómico”, que se basa en la modificación transitoria al Reglamento de Obras Públicas (DS75). La rectificación es opcional y se aplicará a todas las empresas que cuenten con estado de pago desde septiembre de 2021, que es el mes con el mayor encarecimiento de los insumos. Las firmas contratistas pueden ingresar la solicitud a sus mandantes hasta el 31 de marzo del año 2023.

Como una “buena noticia” calificó la sede de La Serena de la Cámara Chilena de la Construcción (CCHC) la opción que abrió el Ejecutivo de integrar una alternativa para reajustar los valores en aquellos los contratos, celebrados entre las empresas contratistas y órganos públicos, que podrían verse afectados por el encarecimiento en los materiales.
El reajuste polinómico es de carácter opcional, y se aplicará a todas las empresas que cuenten con estado de pago desde septiembre de 2021, que es el mes con mayor alza de materiales. Los privados podrán realizar la solicitud a sus respectivos mandantes en sus contratos hasta el 31 de marzo del año 2023.
El presidente del Comité de Infraestructura de la CChC La Serena, Claudio Velasco, destacó la gestión, señalando que es una muy buena noticia para el sector y específicamente para las empresas contratistas que prestan servicios al MOP o ejecutan por esta vía obras mandatadas por otros organismos o servicios públicos.

“Valoramos el trabajo público privado ejecutado entre la CChC y el MOP, quienes tuvieron la capacidad de entender nuestros problemas y tomar las medidas necesarias, para poder seguir ejecutando nuestras obras que conllevan un alto impacto social, generar mayor empleo, y en lo particular, continuar aportando al desarrollo de la región de Coquimbo y así contribuir a mejorar las condiciones de vida de todos sus habitantes”, agregó.

Este reajuste tiene un tope máximo de un 20% de la oferta entregada y aprobada al momento de adjudicarse la licitación.

El reajuste polinómico se basa en la modificación transitoria al Reglamento de Obras Públicas (DS75), y se aplicará a todos los contratos vigentes de las direcciones de Vialidad, Aeropuertos, Obras Portuarias, Arquitectura y Obras Hidráulicas a nivel nacional. “Como gobierno estamos enfocados en la reactivación económica y el empleo, por eso hemos tomado una medida inédita y responsable que reconoce el alza de materiales que han sufrido las empresas en los meses y años anteriores, incorporado un reajuste retroactivo que se podría extender potencialmente a 1.400 contratos a nivel nacional, es decir más de 400 empresas que podrían ser beneficiadas. Esto permitirá concluir las obras y que las empresas no tengan que abandonarlas, como lamentablemente ha ocurrido”, dijo el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, sobre la medida que permitirá resguardar cerca de 30 mil empleos en todo el país.
De acuerdo a estimaciones de la cartera este reajuste impactará al 82% de las empresas que hoy tienen contratos con el MOP, abarcando un universo potencial de 1.423 contratos correspondientes a 436 empresas.

De acuerdo a datos proporcionados por la Secretaría Regional Ministerial de Obras Públicas 95 empresas de la zona podrían verse beneficiadas con la medida, aliviando la generación de empleo que proporcionan las firmas.

DATOS DE HACIENDA
En tanto, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, explicó que, en términos fiscales, esta medida involucra recursos por alrededor de U$ 380 millones, los que ya están incluidos en el presupuesto del MOP para 2022, por lo que no implican un gasto adicional. Además, destacó que la iniciativa permitirá aumentar la ejecución de la inversión pública y, por consiguiente, entregar un impulso adicional a la actividad económica en la última parte del año.
“Con esto estamos, por un lado, respondiendo a una crisis que se ha producido en el sector de la construcción. Pero, por otro lado, también estamos asegurando que las obras que están comprometidas se ejecuten y que, en términos de inversión, tan necesaria en este momento en Chile, el Estado pueda hacer un aporte significativo tanto en 2022 como en 2023”, señaló el jefe de la billetera fiscal.
Marcel agregó que esta medida de reajuste se suma a otras adicionales que se han adoptado para agilizar la ejecución de la inversión pública. “En la discusión del presupuesto para 2023 comprometimos mantener todas estas medidas excepcionales y sumar algunas. Estamos apuntando a que el presupuesto de inversión tenga un comienzo rápido durante el próximo año para que no estemos, a mediados de 2023, preocupados de cómo acelerar la ejecución”, comentó la autoridad.