Área Marina Costera Protegida restringiría actividades industriales en La Higuera e incluiría islas e islotes cercanos a proyectos Dominga y Cruz Grande

0
117

Polígono abarcaría desde Freirina hasta la zona norte de La Serena. Seremi del Medio Ambiente en Coquimbo, Leonardo Gros, sostuvo que los instrumentos de planificación territorial, como el Plano Regulador Intercomunal (PRI) Elqui, que reconoce como zonas de vocación portuaria a Totoralillo Norte, Cruz Grande y Barrancones, deberán ajustarse a la normativa. “Estamos avanzando rápido porque lo ha pedido la Ministra (del Medio Ambiente, Maisa Rojas) y el Presidente (Gabriel Boric)”, indicó la autoridad local.

A toda máquina trabajan más de 40 servicios públicos de las regiones de Atacama y Coquimbo en proporcionar antecedentes para la elaboración de la nueva Área Marina Costera de Múltiples Usos (AMCP-MU) entre ambas zonas. Así lo dejó en claro el seremi del Medio Ambiente en Coquimbo, Leonardo Gros, a Semanario Tiempo, durante una actividad desarrollada la semana pasada en dependencias del Gobierno Regional, donde confesó detalles de la iniciativa.
Preliminarmente, el polígono abarcaría desde las costas de Freirina hasta el norte de La Serena, ampliando el territorio de la última propuesta de protección establecida en el gobierno de Sebastián Piñera. Sin embargo, no solo las dimensiones físicas aumentarían, sino también las restricciones para desarrollar actividades industriales, limitándolas a “ancestrales”, a “baja escala” y “bajo impacto”.
“La ley establece que le corresponde a la seremi del Medio Ambiente poder liderar el proceso del expediente justificatorio de la declaratoria de espacio de conservación de múltiples usos marinos. Ya iniciamos este trabajo, nos constituimos tanto de Atacama como de Coquimbo, dado que este proyecto tiene un carácter birregional. Hemos generado varias instancias de diálogo y conservación con todos los actores públicos de ambas regiones, que tienen pertinencia medioambiental y del litoral, y ya están trabajando en recoger los antecedentes que permiten hacer esta justificación técnica para poder declarar el Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU)”, introduce Gros.
La autoridad local estimó que la propuesta se conocería antes del primer trimestre del 2023, periodo que coincide con la eventual evaluación del proyecto Dominga por parte del Comité de Ministros. Justamente, la iniciativa de US$2.500 millones de Andes Iron tiene proyectada la construcción de un puerto en el sector de Totoralillo Norte, una de las tres zonas priorizadas por el Plano Regulador Intercomunal (PRI) Elqui -junto a Barrancones y Cruz Grande- para realizar actividades industriales. Al respecto, Gros estableció que “todos los instrumentos de planificación territorial, una vez que sea declarada esta AMCP-MU, deben ser reconocidos. Entonces, una vez que aprobemos esto, ese instrumento y todos los futuros van a tener que ser reconocidos, incorporando estas zonas como prioritarias para la conservación producto de la riqueza y biodiversidad que tienen”, justificó.
Gros agregó además que el criterio y la idea central es que el polígono del AMCP-MU sea representativo del ecosistema real que se desea conservar, lo que derivaría en que la figura introduzca “todas las islas e islotes que están frente a la comuna de La Higuera”, situación que afectaría especialmente el proyecto de Andes Iron.

CRUZ GRANDE
Consultado cómo quedaría el proyecto Cruz Grande con esta declaratoria, Gros complementó “Cruz Grande está a la espera de una situación que es de carácter administrativa, no ambiental, que es la concesión marítima, sin la cual no puede funcionar”. “No sabemos lo que va a pasar ahí. En la medida que ese proyecto no tenga su autorización del borde costero, no puede instalarse. Y por lo demás, como no es un tema de carácter ambiental que está en discusión ahí, no es mi cartera la que se debe pronunciar al respecto, es una situación más bien de carácter administrativo”, añadió.
Una vez que culmine el expediente justificatorio se debe presentan al nivel central del Ministerio de Medio Ambiente. Luego, se deriva al Consejo de Monumentos Nacionales, quien también debe chequear los antecedentes, y plantear observaciones, si es que corresponde. Posteriormente, la propuesta debe ser autorizada por el Consejo de Ministros, recorrer un camino administrativo en la Contraloría General de la República y publicado en el Diario Oficial.
“Lo importante es transmitir seguridad a los vecinos y vecinas que estamos avanzando rápido en el AMCP, que es primera prioridad para el Ministerio, porque lo ha pedido la Ministra (del Medio Ambiente, Maisa Rojas) y el presidente (de la República, Gabriel Boric”, dijo.