Carta al director: Bypass, secretismo y apresuramiento

0
139

Sr. Director.

He tenido acceso a una presentación de Conurbaciones del MOP, sobre las obras propuestas por SACYR para el tramo urbano Serena Coquimbo, como alternativa a las obras contratadas para el tramo Los Vilos a La Serena.

Al respecto, un pequeño preámbulo: durante años, estuvimos acostumbrados a un ritmo de una obra cada 5 años, mas menos. Así, se construyeron los pasos desnivelados de 4 Esquinas, Peñuelas, La Cantera. Y conocimos del proyecto sobre el cruce de la Av. de Aguirre, del cual participé en al menos 3 presentaciones al respecto, creo en el transcurso de 6 años. Y de repente, se nos presentó la gran idea de dar solución definitiva e integral a la ruta, incorporando las obras necesarias en el proyecto de la nueva concesión del tramo Los Vilos – La Serena. Y se convocó a la propuesta, y se adjudicó a SACYR Y quedamos gratamente esperanzados.

Esta empresa ha propuesto construir un bypass que eluda el paso de la Ruta 5 por la conurbación, que despertó simpatías e interés entre las diferentes autoridades, a tal punto, que se autorizó detener los estudios para las obras involucradas en el tramo urbano, decisión a mi juicio apresurada y sin ninguna conversación con la Comunidad afectada. En una carta anterior a su diario, hice presente mi preocupación por conocer cuales obras de las contratadas se eliminarían para financiar el nuevo bypass.
En esta presentación de 14 diapositivas no se muestra lo contratado, solo lo que se pretende por parte de Sacyr, entonces no es posible dimensionar por comparación lo que se pierde. A groso modo, podemos apreciar que se elimina en su totalidad la caletera Poniente (Av. Chile Italia), el tramo en trinchera La Herradura Sindempart y el tramo soterrado Huanhuali- Av. Fco. De Aguirre.

Lo primero que llama la atención, es que no se toca nada desde el Panul hasta el estero El Culebrón. Es decir, no hay obras que solucionen los accesos a La Herradura, tanto desde el Norte como desde el Sur, los cruces a Sindempart, ni la salida al Norte por Santa Julia. Todos somos testigos del caos permanente para acceder desde el Norte al tramo Oriente de La Herradura y Sindempart, y lo gigantesco en la temporada estival desde el Sur. Sacar los camiones en este tramo no significará nada, pues son los vehículos menores los usuarios. Podemos decir que el tramo urbano de Coquimbo ha sido olímpicamente olvidado.

Con los antecedentes dados a conocer es muy difícil para mí ponderar lo que sucederá en el tramo Huanhuali- Fco. de Aguirre, dado que cambia substancialmente la solución subterránea conocida.
Por todo esto, es lamentable el secretismo del MOP y lo apresurado de sus dictámenes sin ninguna participación ciudadana, todo tan lejano de la transparencia necesaria.

Alfredo Prieto
Arquitecto