AMCP-MU: organizaciones reiteran resguardo del ecosistema, mientras pescadores tramitan recurso de protección

0
156

Para los partidarios de mantener la zona libre de industrias se trata de un “anhelo” de la comunidad de La Higuera y de vital importancia para la región de Coquimbo, el país y el planeta. En tanto, la Corte de Apelaciones de La Serena deberá pronunciarse sobre un recurso que busca paralizar la dictación de la zona de protección.

Mario Flores, presidente de la Asociación Gremial de Pescadores Panamericana Norte Caleta Hornos.

La iniciativa de dejar una amplia zona de resguardo mediante la creación de un Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU) entre las regiones de Atacama y Coquimbo -la primera birregional del país- tiene en alerta a distintas agrupaciones y organizaciones sociales y productivas, especialmente en la comuna de La Higuera.
En casi 90 kilómetros de extensión, justamente en ese territorio será protegido todo el borde costero, lo que genera un cruce de opiniones entre quienes miran con atención mantener ese ecosistema libre de industrias y otros que ven amenazadas sus actividades productivas.

Desde la Alianza Humboldt Coquimbo-Atacama, su vocera, Nancy Duman, explicó que hay que entender los antecedentes de lo que ha sido el proceso de elaboración de la AMCP-MU, como “un anhelo de parte de la comunidad local, pero también de toda la región, de poner bajo protección el Archipiélago de Humboldt, cuyos primeros pasos se dieron en el año 1990 con la creación de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, posteriormente el 2005 con la creación de las Reservas Marinas Choros-Damas e Isla Chañaral y el año 2009 cuando nace la propuesta de crear una AMCP-MU como una forma de protegerlo de las amenazas que ha enfrentado durante décadas”.

El presidente de la Asociación Gremial de Punta de Choros y concejal de La Higuera, Oscar Avilez, también se refirió a la reunión sostenida, señalando que se debe ratificar “el compromiso del Gobierno de poder declarar la AMCP-MU que tan importante es para nuestra región, el país y el planeta”.
En tanto, la Corte de Apelaciones declaró admisible un recurso de protección proveniente de distintos sindicatos de pescadores de La Higuera para paralizar el área marina protegida. Acusaron impedimentos en la participación ciudadana del procedimiento administrativo y que la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, ocultó las cartas que enviaron a la cartera donde rechazan la iniciativa, escritos que no fueron incorporados al expediente que se tuvo a la vista en la última sesión del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y el Cambio Climático.

Marcelo Castillo, abogado patrocinante de los pescadores, sostuvo que “nos sorprende que la ministra de Medio Ambiente, que es una ferviente partidaria del Acuerdo de Escazú, no haya considerado la participación de los pescadores de la comuna de La Higuera, que rechazan la creación de un Área Marina Costera Protegida en la zona, ignorándolos y, derechamente, discriminándolos”.
Se espera que el tribunal de alzada serenense se pronuncie ante una Orden de No Innovar que se incluye en el recurso de protección que suspenda la tramitación de proyecto del gobierno.
“Cuando la consultora nos informó en la participación ciudadana, se nos dijo que como pescadores íbamos a tener una opinión importante, que íbamos a poder votar de lo que se iba a decidir. Y en el proyecto estamos en segundo plano, y no tenemos claridad sobre todos los recursos que hemos cuidado por generaciones. Tenemos que tener derecho a una opinar o un voto importante cuando se tenga que decidir por el sector”, dijo Mario Flores, presidente de la Asociación Gremial de Pescadores Panamericana Norte Caleta Hornos.
Raúl Julio, presidente del Sindicato de Pescadores de Totoralillo Norte, mencionó el ejemplo de la creación de la Reserva Marina Isla Choros–Damas en 2005. “Si el estado no ha sido capaz de administrar dicha reserva, quien nos garantiza que podrán hacerlo bien con esta área que abarca a tres comunas”.