CAP Huasco: Trabajadores en Puerto Guacolda II obtienen bonos por $6 millones y finalizan huelga de 37 días

0
177

La cifra se desglosa en un bono libre de impuestos por $3,8 millones y un crédito blando de $2,2 millones. Perjuicio estimado por la empresa CAP alcanza los US$17,5 millones inicialmente, pues en solo 8 días de paralización habían calculado una menor producción de 270 mil toneladas de pellets de hierro.

Los trabajadores de la empresa Axxintus, que obligó a la Compañía Minera del Pacífico (CMP) a la paralización total de la operación de la Planta de Pellets en Huasco y de Puerto Guacolda II, decidieron deponer una extensa huelga de 37 días de movilizaciones.
Juan Gallo, presidente del Sindicato N°1 de Axxintus, sostuvo que son 134 socios sometieron a discusión la oferta de la compañía, ligada al grupo Ultramar (y que opera en las instalaciones de CMP), y que tras analizarla, concluyeron finalizar el conflicto. Esto luego de una asamblea efectuada por los trabajadores en la tarde-noche del 17 de febrero, donde aprobaron la propuesta que involucró dos bonos por $6 millones, a través de un crédito blando de $2,2 millones y otro libre de impuestos por $3,8 millones.
“Creo que volvemos a trabajar en unos siete días más porque la empresa va a tomar exámenes de PCR, y eso demora cerca de 48 horas. Entonces, entre 7 u 8 días volvemos a trabajar”, asegura. Aclara que dichos bonos son solo para los socios del sindicato N°1, pues otra agrupación de trabajadores ya había negociado chace diez días atrás.
Ambos casos como parte de las negociaciones entre los trabajadores y la empresa Axxintus, que se realizan cada 36 meses.
“Estamos satisfechos, por eso la gente voto paralizar la huelga”, concluye.
Según informó CMP a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), el 01 de febrero, detuvieron las operaciones tras el boqueo del tránsito y diversos incidentes en la línea férrea que va desde la mina Los Colorados, hasta el interior de la Planta de Pellets de CMP. La empresa, si bien retomó algunas actividades, estimó que los incidentes significaron –hasta el día 8 de febrero– llevaron a una disminución en la producción de 270.000 toneladas de pellets de hierro, con un impacto en resultados calculado en US$14 millones. Además, otros gastos asociados a la suspensión, incluyendo demurrage y costos de detención, se calculan por valor de US$3,5 millones.
Ambos ítems llegan a los US$17,5 millones.
La empresa recordó que el pasado 12 de enero, en el contexto de dicha negociación, se levantó un bloqueo en el camino público que sirve de acceso al sector de la Planta de Pellets, Puerto Guacolda II y Puerto Las Losas (PLL), impidiendo el libre tránsito de trabajadores que no tienen relación ni pertenecen a las partes en conflicto, viéndose afectado también el tránsito de todo tipo de vehículos, en particular, los de insumos básicos y de otros elementos que se usan para la atención y cuidado de su personal en las operaciones.
“Tratándose de PLL, informamos que a la fecha no se han producido impactos financieros relevantes, sin perjuicio de que ellos podrían ocurrir en caso de que las naves dispuestas a recalar terminen siendo redirigidas a otro terminal portuario. Adicionalmente, tanto CMP como PLL están analizando el impacto que estos hechos podrían tener sobre sus clientes, manteniendo una comunicación permanente con ellos para resolver esta contingencia de manera coordinada”, expresa el documento.
Por último, la firma cree que sus filiales están evaluando los impactos operativos y financieros de la paralización de sus operaciones, y las medidas de mitigación que se adoptarán en el corto plazo. Además, CAP dijo que a esta fecha, no es posible prever la duración de las circunstancias referidas.