Barrio del Mar, la apuesta por la inclusión y la sostenibilidad del negocio gastronómico

0
116

Proyecto se enfocó en la asociatividad con proveedores locales, en la introducción de productos marinos y otros regionales, como la carne de cabrito, y el emblemático pisco, entre otros, y en la formación del personal para que guíe a los comensales como verdaderos “asesores gastronómicos”. La orientación además está en garantizar la satisfacción de los clientes tanto en precio-calidad, como en atención personalizada.

Más de 20 locales gastronómicos y de entretención en la avenida del Mar y Costanera, de La Serena y Coquimbo, respectivamente, ubicados a los pies de uno de los paseos costeros más atractivos del país, agrupa la Cooperativa Barrio del Mar.
Oferta culinaria variada, introducción de productos emblemáticos de la región de Coquimbo, asociatividad con emprendedores locales, capacitación constante a colaboradores (que incluye una fuerte generación de empleo), acciones de promoción y seguridad con organismos de gobierno, entre otras, caracterizan este proyecto asociativo.
Su génesis se remonta al 2015, post terremoto y tsunami; siguió pese al estallido social y la pandemia -que afectó fuertemente al sector turístico local-; y se proyecta al 2024 para posicionarse como un polo que apuesta por la inclusión, el cambio climático, además de la sostenibilidad del negocio gastronómico.

En ese último trabajó en capacitaciones del personal, centrándose en conceptos como la hospitalidad y la denominación de origen del pisco. También se enfocó en la formación sobre productos regionales, como la carne de cabrito, la introducción de para que el personal operara como asesor gastronómico. La orientación está además en garantizar la satisfacción de los clientes tanto en precio-calidad, como en atención personalizada. En la actualidad, hablar de Barrio del Mar es sinónimo de asociatividad, promoción de la gastronomía local, turismo sostenible y preocupación por el medio ambiente. María Antonieta Zúñiga, gerente de la cooperativa, recalcó que “la iniciativa se ha posicionado como un sello de calidad y compromiso social”.

Andrés Zurita, director de Corfo, indicó que el éxito del modelo de asociatividad de Barrio del Mar “ha valorado los atributos de la región de Coquimbo, ofreciendo una experiencia de alta calidad a los visitantes y abordando desafíos clave como la sostenibilidad y la seguridad, contribuyendo al posicionamiento de la zona como destino turístico”. En tanto, Angélica Funes, directora de Sernatur, destacó que Barrio del Mar, no solo promueve la gastronomía regional, sino también establece alianzas comerciales con productores. “Contribuye a hacer de la región un destino atractivo para turistas actuales y potenciales”, subrayó.

Más inclusivo, ejemplos
Dentro de los próximos desafíos, Barrio del Mar espera seguir creciendo en su compromiso por lograr un servicio más inclusivo. Actualmente, Fogón del Mar ofrece menú pet-friendly; Burger+ destaca por su carta vegetariana, vegana y para personas celíacas. En otros avances, se firmó un convenio con Fundación Crohn Colitis Chile para atención preferente a personas con enfermedades intestinales en los locales que componen la agrupación.
Por otra parte, Huentelauquén ofrece “lenguaje de señas” para público con limitaciones auditivas, de esta manera pueden disfrutar de las bandas en vivo que ofrece el emblemático local.
Barrio del Mar también colabora con Fundación Edudown para emplear jóvenes con Síndrome de Down. En New Pirats, mujeres ocupan roles de liderazgo y New Vice implementa medidas de seguridad para mujeres con auriculares conectados para denunciar acoso o violencia de género.