Alejandra Álvarez, subdirectora de Gestión Asistencial del SS. Coquimbo: ¿Por qué razón el Hospital de contingencia de Ovalle cerrará a fin de mes?

0
123

Aunque hoy existe disponibilidad de sólo 4 camas UCI, autoridades explican que la red asistencial dependerá de la Unidad Centralizada de Camas, donde hoy existen más de 400 unidades disponibles con ventiladores mecánicos para los casos más urgentes.

Alejandra Álvarez, subdirectora de Gestión Asistencial del Servicio de Salud Coquimbo

Se confirmó el cierre del hospital de Contingencia de Ovalle para fin de mes. Eso pese a que la región de Coquimbo cuenta actualmente con solo 4 camas de Unidad de Paciente Crítico (UPC) disponibles –aquellas dotadas de ventilador mecánico– por lo que en caso de mayor demanda, la red asistencial local dependerá de la Unidad Centralizada de Camas del Ministerio de Salud, donde hoy existen más de 400 unidades disponibles.
Así lo confirma Alejandra Álvarez, subdirectora de Gestión Asistencial del Servicio de Salud Coquimbo durante el balance sanitario entregado ayer, jueves 15 de octubre, por las autoridades sanitarias. “Tuvimos una reunión en el hospital de contingencia, donde cerramos las derivaciones a ese hospital para poder concretar el desploblamiento, e insistir que en este momento existe una red centralizada donde podemos acceder a ellas”, menciona.
Álvarez sostiene que el número de pacientes covid que requieren de ventilación mecánica en este minuto es “muy bajo”, equivalente a menos del 30% en la red asistencial. Las camas que están siendo ocupadas en las Unidades de Paciente Crítico (UPC) tienen relación con infartos, accidentes vasculares y aquellos pacientes que requieren cirugías y post operados. “En ese sentido, nuestra región estaría en condiciones de concretar el cierre del hospital de contingencia de Ovalle, siempre considerando las condiciones epidemiológicas que podamos tener en dos semanas más”, puntualiza.
La red de camas de la región está operativa en un 100% operativa, con 1.209 unidades totales, de las cuales 266 se encuentran disponibles, lo que representa un 77% de ocupación. Sin embargo, las camas UPC en la zona son 142, de las cuales se encuentran disponibles 21. De ellas, 4 corresponden a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y 17 de la Unidad de Tratamiento Intermedio.
La decisión se determina evaluando que las condiciones epidemiológicas, de las próximas dos semanas, no varíen.
La cantidad de pacientes hospitalizados con covid positivo son 56, y de ellos 18 se encuentran en ventilación mecánica.
“Como ven la hospitalización de pacientes críticos si bien ha sido alta, la mayoría de esos pacientes no son covid y eso ha permitido poder pasar a Fase Tres. Recordar que pasar a Fase 3 en el aspecto clínico significa retomar cirugías que requieren más de un día de hospitalización, bajo estrictos protocolos con PCR preoperatoria y también con un trabajo en las unidades quirúrgicas que determinan el riesgo asociado de un paciente para ser operado, así que insisto en la tranquilidad de nuestros pacientes de poder acudir a realizar sus cirugías y a los controles ya sea de policlínico y a la toma de exámenes”, menciona Álvarez.
Respecto a los funcionarios de la salud con covid-19 positivo, 35 están alojados en los hospitales y otros 35 en cuarentenas preventivas en sus domicilios. Otros seis que pertenecen a la red de asistencia primaria de salud se encuentran en recintos asistenciales y 46 de ese sistema están en cuarentena preventiva en sus casas.