37 mil roles agrícolas comprometidos en reavalúo de predios y productores piden mantener valores

0
161

Drástico escenario en la región de Coquimbo que se suma al complejo déficit hídrico, el alza de los costos de producción y la falta de mano de obra, factores que explican la disminución de la rentabilidad de los cultivos, incluso incidiendo en el éxodo del sector rural, el cierre de los campos y descenso en la producción, de acuerdo al gremio agrícola.

Un nuevo factor está complejizando el desarrollo de la agricultura en la región de Coquimbo, luego que la Sociedad Agrícola del Norte (SAN) estimara que unos 37 mil roles agrícolas están comprometidos con ser afectados en el proceso de reavalúo de predios.
Por ello, la SAN mantuvo reuniones y presentaciones ante directivos y técnicos del Servicio de Impuestos Internos (SII) a nivel nacional y regional, para explicar no solo cómo la crisis hídrica, climática y financiera perjudica a los productores de la zona, sino la búsqueda de alternativas para sortear este nuevo escenario, solicitando por ahora mantener los valores de los predios.

Según explicó María Inés Figari, presidenta de la SAN, la falta de agua y el clima afectan a que existan terrenos que no se pueden usar agrícolamente, desvalorizando su valor porque ya no son rentables y no existen las condiciones para plantar. “Se requiere informar al SII para disminuir el valor de las contribuciones, reconsiderándolo en el próximo reavalúo de los predios agrícolas. Como gremio estamos representando que el mundo rural pasa por los momentos más difíciles en su historia. Ya no hay agua y tampoco capital financiero para sostener las producciones, de ahí que debemos buscar alternativas y alertar de lo que nos sucede como región, porque ya no se utilizan los predios como antes”, agregó.
El drástico se agrava, de acuerdo al gremio, por el alza de los costos de producción y la falta de mano de obra, la disminución de la rentabilidad de los cultivos, entre otras. Incluso, dijeron, incidiendo en el éxodo del sector rural, el cierre de los campos y descenso en la producción.
“Hay una disposición a escuchar; a veces es falla nuestra no poder llegar a las autoridades y servicios públicos, ellos no son adivinos y tampoco pueden saber de los cambios que expusimos. No se pueden retasar los terrenos a precios que valieron en un momento, por ejemplo, cuando estaba la uva flame, hoy si uno va a los valles, los parrones están secos y no es porque la gente no quiera trabajar, sino porque nunca más llegó el agua. El que un campo esté en producción, no quiere decir que esté siendo productivo, entonces esa fue la relación que hizo el tasador, entre lo que valen los terrenos y lo que verdaderamente producen los predios”, mencionó Figari.
Según las cifras de la entidad gremial, si el año 2010 habían 51 mil hectáreas (ha) cultivadas, en la actualidad solo llegan a las 28 mil ha, configuradas por 9.701 ha con frutales; 8.629 ha con vides de pisco y vino y 9.007 ha en otros cultivos y hortalizas.
Por ello, en una de las exposiciones efectuada ante el SII, realizada con funcionarios desde Arica al Maule, participó el tasador regional de bancos, Enrique Bustos, donde se expuso la problemáticas y cambios que se viven en la región de Coquimbo.

La gerente del gremio agrícola, Daniela Norambuena, indicó que es importante mostrar con cifras, el panorama desfavorable que tienen los productores. Además, expuso el caso del embalse Puclaro de Vicuña donde el año 2013 estaba en un 80% de capacidad y eso equivalía a 1 acción de agua= 1 litro/sg para 1 hectárea de riego, pero este 2023 el escenario es dramático, porque Embalse posee un 13.4% de capacidad, entregándose 1 acción de agua= 0,2 litros/sg para 2000 m2 de riego. “La producción en la cuenca de Elqui ha disminuido en un 60%, a pesar de la aplicación de tecnología como el riego tecnificado. Desde el año 2014 a la fecha, el desmarque (dotación de agua) no ha superado el 25%”, comentó Norambuena ante el SII.
Sobre las condiciones de agua y nieve, se informó el estado de los embalses que en general están en estado crítico, incluso ha bajado el embalse La Laguna en la cordillera de Elqui a un 40 %, el embalse La Paloma, el más grande destinado a riego del país, está en un 7.8%, y en Choapa el tranque Culimo, en un 22%.
“Antes un agricultor producía en todo su terreno, ahora sólo un 25%, otros han cerrado las puertas. Existe un avance de las parcelas residenciales y otras situaciones que deben analizarse a la hora de evaluar los predios por parte del SII”, acotó Norambuena.

VISIÓN SII
El director regional del SII, Rómulo Gómez, propuso que “esperamos que esta instancia sea el inicio de una alianza colaborativa entre el SII y SAN, que nos permitirá conocer la realidad del sector agrícola regional, de primera fuente, y poder así incentivar el correcto cumplimiento tributario de todos los asociados, con una mirada centrada en la habilitación y asistencia, y con miras también a poder recabar antecedentes valiosos que podrán ser parte del análisis y ejecución del próximo proceso de Reavalúo Agrícola del año 2024”.
El Reavalúo Agrícola es el proceso mediante el cual el Servicio de Impuestos Internos determina los nuevos avalúos que se aplican a los bienes raíces agrícolas de todo el país, velando por mejorar la equidad tributaria, disminuir distorsiones entre el avalúo fiscal vigente y los precios de mercado de los bienes raíces.