12.490 viviendas en cuatro años: Plan de Emergencia Habitacional compromete soluciones al 49% del déficit existente en la región de Coquimbo

0
121

Seremi del ramo, José Manuel Peralta, advierte que la falta de viviendas en la zona es “grave” y lo califica como una “catástrofe”, la más grande de los últimos 30 años. Si bien se barajan algunos terrenos disponibles en La Serena, Vicuña y La Higuera, en otras comunas, como Coquimbo, donde no existe propiedad fiscal, se procederá a la compra. Gremio llama a sumar otras alternativas.

Como “grave” y una verdadera “catástrofe”, la más grave de los últimos 30 años, calificó el seremi de Vivienda, José Manuel Peralta el déficit habitacional en la región de Coquimbo. Y es que no se trata de solo un problema local y que atraviesa a todo el territorio nacional, sino que además se deben generar otras instancias para poder mitigarlo, especialmente con la falta de suelo disponible para construir inmuebles.

Peralta explicó los alcances del Plan de Emergencia Habitacional, que se ejecutará en los próximos cuatro años y que en la zona compromete 12.490 soluciones habitacionales, es decir un 49% del déficit actual en la región de Coquimbo. “Es una tarea titánica que la vamos a hacer con los vecinos, alcaldes, y las instituciones de Gobierno, para que esta meta que es ética a desarrollar, es un desafío gigantesco porque se trata de familias que están de allegados, en arriendo o genera problemas familiares”, dijo.
Según Peralta, el déficit de la región de Coquimbo es sobre las 29 mil viviendas. Sin embargo, para abarcarlo requerirá de levantar un Banco de Suelos. Para ello, se trabaja en dos líneas. La primera es que aquellas propiedades públicas pasen al Ministerio de Vivienda. En ese sentido, existe una coordinación con el Ministerio de Bienes para integrar suelo público que, de acuerdo a Peralta existen terrenos en La Serena, La Higuera y Vicuña.

Por su parte, en las comunas donde no existe esta alternativa se optará por la adquisición de predios. Tal es el caso de Coquimbo. “Estamos haciendo un levantamiento como Bienes Nacionales de todas las propiedades fiscales que cumplen con los requisitos técnicos para este programa de emergencia. Por ejemplo, en La Serena hay un terreno grande que permitiría (construir) aproximadamente unas 4.500 o 5 mil casas”, aseguró el seremi sectorial, Marcelo Salazar.

GREMIO
En tanto, el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Daniel Mas, si bien el déficit es de alrededor de 20 mil viviendas en la región de Coquimbo, de acuerdo a un estudio de Fundación Déficit Cero y el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica, esta situación se complejizó por el incremento de los costos de materiales, la paralización de algunos proyectos sociales, escasez de mano de obra, mayores restricciones de financiamiento, incerteza político-regulatoria y los cuellos de botella que se deben enfrentar en los procesos para obtener los permisos, entre otros.
“Valoramos por cierto el Plan de Emergencia Habitacional que impulsa el Gobierno, un proyecto ambicioso que esperamos reactive al sector y al empleo, pero por sobre todas las cosas, otorgue una vivienda a las miles de familias que la necesitan con urgencia y les de mayor bienestar y calidad de vida”, sostuvo el dirigente gremial.
En ese sentido, al gremio les complica que la nueva reforma tributaria, afecte los impuestos al arriendo de viviendas DFL 2, ya que esto impactaría en el precio, provocando menores posibilidades de las personas a acceder a una vivienda por esta vía. Algo parecido podría ocurrir con la eliminación del Crédito Especial de Empresas Constructoras (CEEC), “que quitó un subsidio indirecto a las familias y que provocará un aumento del costo de construcción de las viviendas de hasta 12%, lo que finalmente presionará un alza en su precio”.
“Creemos que las medidas que se tomen no deben profundizar más el problema o generar un mayor desincentivo a las personas al momento de adquirir una vivienda, y creemos que es necesario que esta crisis habitacional tenga una mirada mucho más global e íntegra”, sentenció.