Tribunal Ambiental realizará una propuesta de conciliación en demanda por instalación de fibra óptica submarina

0
167

La diligencia fue encabezada por el ministro en ciencias del Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta (1TA), Marcelo Hernández, y contempló el sector del área de manejo de recursos bentónicos que tienen los pescadores en la zona y todo el borde costero de playa El Lápiz, Peñuelas y la zona contigua a la desembocadura del Río Elqui.

Con la voluntad de avanzar hacia una propuesta de Bases de Conciliación culminó el miércoles 24 de marzo la diligencia en terreno realizada por el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta (1TA) en el marco de la demanda por daño ambiental, realizada por pescadores y buzos mariscadores de La Serena y Coquimbo, en contra de la empresa GTD.
La causa, caratulada D-8-2020, se da en el contexto de la instalación de un cable submarino para red de fibra óptica y las posteriores varazones de moluscos en el sector de Playa El Lápiz en La Serena, lo que para los sindicatos de pescadores y buzos mariscadores es producto del cable. Situación que ha afectado los recursos marinos, ecología y sus fuentes de trabajo e ingresos familiares, aseguran.
Ésta diligencia se decretó luego de una resolución el pasado 02 de marzo de este año con el objeto de precisar elementos de contexto y recopilar mayores antecedentes para la elaboración de la propuesta de bases de conciliación.
El trámite judicial en terreno fue encabezado por el ministro en ciencias del tribunal, Marcelo Hernández, y contempló un recorrido marítimo y terrestre por el sector del área de manejo de recursos bentónicos que tienen los pescadores en la zona y todo el borde costero de playa El Lápiz, Peñuelas y la zona contigua a la desembocadura del Río Elqui.
La diligencia en terreno tuvo como objetivo recabar antecedentes relevantes respecto al contexto de los hechos, las aplicaciones normativas y actuaciones de los servicios, así como las dinámicas locales. “Todo ello para la elaboración de una propuesta de bases de conciliación sólidas, razonables y que cumplan con los principios de indemnidad y de sustentabilidad del socio ecosistema en controversia”, explicó el ministro Hernández.
En el recorrido, estuvieron presentes los abogados y dirigentes de las tres organizaciones de pescadores y mariscadores demandantes, de la empresa GTD y contó con el apoyo del Servicio Nacional de Pesca, Sernapesca y la Gobernación Marítima de Coquimbo.
El 30 de septiembre del año pasado, la Asociación Gremial de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores de Peñuelas; su homólogo en la caleta San Pedro y el Sindicato de Trabajadores Independientes Macheros y Otros de Coquimbo interpusieron en el 1TA una demanda por daño ambiental contra GTD Teleductos con el propósito que éste reconozca un eventual daño ambiental y se otorgue una acción indemnizatoria a los afectados.