Tráfico vehicular por autopistas se recupera fuertemente y podría superar niveles prepandemia

0
152

El gerente General de las concesionarias Ruta del Limarí y Ruta Algarrobo, Cristián Gallardo, explica que las razones del aumento del flujo en la Ruta 5 obedece a que esa arteria es la principal para el transporte de abastecimiento de productos, mientras que, en la carretera entre Ovalle y Coquimbo, las personas han optado por usar sus vehículos particulares para resguardarse del virus.

Una fuerte recuperación está experimentando las tres autopistas concesionadas de la región de Coquimbo, luego del estallido social y la pandemia por Coronavirus. Ellas se vieron fuerte afectadas por las medidas de restricción a la movilidad y el confinamiento de las ciudades para evitar la propagación del virus.
Sin embargo, la reactivación social y económica del país muestra un aumento en los volúmenes del tráfico vehicular entre quienes se desplazan por las principales rutas de Chile, tendencia que también se exhibe en las arterias locales, que prometen, incluso, superar los niveles previo a la emergencia sanitaria.
Ello se evidencia en los informes de operación que elabora la dirección de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas. Por ejemplo, el contrato de conservación de la Ruta 43, entre Ovalle y Coquimbo, alcanza flujo llega a 1.778.381 vehículos hasta octubre del 2021, superando a todo lo registrado en el 2020.
Una situación similar tiene la operación de la Ruta 5 en el tramo entre Los Vilos y Coquimbo, que al mismo mes del año anterior presenta un tráfico de 6.065.600 vehículos, cifra que también se eleva a todo el movimiento del 2020.
Un caso especial es el que muestra la concesión entre las ciudades de La Serena y Vallenar, que a octubre del 2021 no solo supera el flujo total del 2020, sino también del 2019 (ver tablas).
Para Cristián Gallardo, gerente General de las concesionarias Ruta del Limarí (Ovalle-Coquimbo) y Ruta Algarrobo (Ruta 5, entre La Serena y Vallenar) si bien con el Covid-19 “los tránsitos bajaron por la restricción de la movilidad, en el transcurso que se van obteniendo cierto nivel de permisos, se van abriendo las restricciones, y eso poco a poco aumentó los niveles previos a la pandemia”.
“Se retomaron los niveles prepandemia, especialmente en la Ruta 5 que es la principal arteria del transporte de productos de abastecimiento del país, y eso ha ayudado a aumentar los niveles”, dice.
Explica que en la Ruta 43, la razón está en que el movimiento de personas que viven entre Coquimbo y Ovalle produjo que utilizaran sus autos particulares, especialmente para evitar correr riesgos de contagio. Ello en desmedro del recorrido de los buses interurbanos que bajó “un poco”: “creemos que ese es un tema de resguardo de la gente que ha entendido que de la pandemia hay que cuidarse”.
“Hoy se podría decir que estamos recuperados, no un 100%, sino un 95%, porque todavía falta un poco más”, sentencia.