Superintendencia de Medio Ambiente formula cargos por deficiencias en operación de piscinas de emergencia de relaves

0
139

• Si bien no se registraron alteraciones en la calidad de agua del estero Camisas, la compañía habría incurrido en infracciones a aspectos de los instrumentos de gestión ambiental relativos al uso de la piscina, mantenimiento de la misma y la oportunidad en que se dio el reporte a ciertos organismos públicos.

La Superintendencia del Medio Ambiente formuló tres cargos a Minera Los Pelambres, siendo dos de ellos graves y uno leve, por el uso indebido y deficiencias en la operación de piscinas de emergencia para relaves, así como deficiencias en el protocolo de comunicación de incidentes y contingencias. Este caso se inició debido a denuncias ciudadanas respecto de la operación de las piscinas de emergencia, ubicadas en el Valle del Estero Camisas.
Paralelamente, la SMA realizó recomendaciones a la empresa para el manejo del material particulado que emiten sus operaciones en el área de mina, en el marco de denuncias ingresadas por habitantes de la parte alta del Valle de Choapa. Si bien no se verificaron incumplimientos a las medidas y normas asociadas a la calidad de aire, se sugieren mejoras a implementar en los acuerdos voluntarios entre la empresa y las comunidades.

En el caso de las denuncias se realizó la fiscalización en terreno y se imputaron 3 cargo. El primero por el uso de piscinas de emergencia del sistema de drenaje de líneas y colección de derrames del “Proyecto Integral de Desarrollo”, en el marco de la construcción del proyecto “Infraestructura Complementaria”. Este se clasifica como grave.
Además, se analiza faltas en el control, mantención y vigilancia en sistema de drenaje de líneas y colección de relaves del “Proyecto Integral de Desarrollo”, con consecuencia de derrame de aguas de proceso con fecha 1° de noviembre de 2021. Esto incluye falta de medidas de prevención para evitar manipulación de las instalaciones por parte de terceros, en particular para prevenir el acceso a la cámara subterránea de inspección del sistema de detección de fugas por parte de terceros. Este se clasifica preliminarmente como grave.

Otros problemas del procedimiento es la clasificación y comunicación de incidentes y contingencias, las que se expresan en un aviso a la SMA en un plazo mayor a 24 horas.
Para el Superintendente del Medio Ambiente (S), Emanuel Ibarra, explica que en este caso, la SMA analizó la denuncia de la ciudadanía y se concurrió rápidamente a terreno por la oficina regional, detectando las infracciones que son parte de esta formulación de cargos dictada por el instructor del caso.
Adicionalmente, como una arista de investigación distinta, se analizaron las denuncias de la comunidad de Cuncumén respecto a las emisiones de material particulado y se revisaron las medidas establecidas en la RCA para el control del material particulado, incluyendo observaciones de fiscalizadores comunitarios. También se analizaron datos de calidad de aire de estaciones del Ministerio de Medio Ambiente y de Minera Los Pelambres, no encontrando superaciones a alguna norma de calidad. Tampoco se apreciaron niveles riesgosos de concentraciones de MP 10 o MP 2,5, ni incumplimientos de los instrumentos asociados.
Cabe destacar que, la Ley Orgánica de la SMA establece que las infracciones graves podrán ser objeto de revocación de la RCA, clausura, o multa de hasta cinco 5.000 UTA. Y, las infracciones leves podrán ser objeto de amonestación por escrito o multa de hasta 1.000 UTA. En este caso, la multa máxima podría llegar a 11.000 UTA, casi 7.500 millones de pesos. Minera Los Pelambres tendrá un plazo de 10 días hábiles para presentar un Programa de Cumplimiento (PDC) y de 15 días hábiles para formular sus Descargos, ambos plazos contados desde la notificación del inicio del proceso sancionatorio.

Respuesta
Mediante un comunicado, si bien Minera Los Pelambres indicó que actualmente está revisando los alcances del proceso sancionatorio para determinar los próximos pasos a seguir, agregaron que en el caso “de inmediato se activaron los protocolos correspondientes, dando aviso a la Superintendencia de Medio Ambiente, poniendo a disposición de esta y otras autoridades competentes, todos los antecedentes correspondientes”.
“Tan pronto se tuvo conocimiento, la compañía realizó monitoreos de agua en diversos puntos, a través de un laboratorio acreditado independiente. Autoridades sectoriales también realizaron monitoreos de este tipo. Todas estas mediciones descartaron alteraciones en la calidad de agua en el estero Camisas, tal como se indica en el oficio de la Superintendencia de Medio Ambiente”, sentenciaron.