Retomarán proyecto de Túnel Agua Negra en marzo, pero ambos países deberán buscar nuevas líneas de financiamiento

0
124

Una inesperada reunión entre el presidente de Argentina, Alberto Fernández, Consejeros Regionales de la zona y la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, entre otros, se creó una comisión tripartita de Relaciones Internacionales, Infraestructura y Medio Ambiente, encargada de darle seguimiento y soporte político a la iniciativa.

Fue una inesperada reunión que sorprendió a una comitiva de argentinos, liderada por su presidente Alberto Fernández, que a las 16:30 horas del martes 26 de enero revivió el proyecto de Túnel Agua Negra.
Todo transcurrió en el Senado.
Y es que a fines del año pasado, el embajador de Argentina en Chile, Rafael Bielsa, confirmaba que la administración de Sebastián Piñera desistía del crédito por US$1.500 millones que ayudaba a poner en marcha la mega obra. Por eso, la cita compuesta por propio Fernández, el Gobernador de la provincia de San Juan, Sergio Uñac, el embajador Bielsa, varios consejeros regionales de Coquimbo, junto a la presidenta de la Cámara Alta, Adriana Muñoz y el senador Jorge Pizarro, no pasó inadvertida por la numerosa delegación transandina.
Justamente, el propósito del encuentro fue abordar el futuro de proyecto clave para materializar el corredor que busca conectar a Porto Alegre (Brasil) con Coquimbo, y la consecuente vinculación con el mercado de Asia Pacífico.
“Fue una jornada exitosa en que se abordaron los problemas y obstáculos, que nos abrió las puertas para estar con estas autoridades argentinas, con un deseo de lograr lo que queremos para nuestra región”, dijo el consejero Carlos Galleguillos.

Itinerario
La delegación de consejeros -compuesta además de Galleguillos por Alberto Gallardo (UDI) y Marcelo Catagneto (RN)- tuvo la oportunidad de reiterarle al mandatario argentino el interés que existe en la región por mantener activo el proyecto, por considerarlo como estratégico para el desarrollo de la región en los próximos años.
Castagneto, detalló que se adoptaron e informaron distintos acuerdos. Entre ellos, la reactivación del Ente Binacional Túnel Agua Negra (EBITAN) para el próximo mes de marzo, además de la conformación de una mesa de trabajo permanente entre la región de Coquimbo y San Juan.
“El Presidente Fernández obviamente se lleva un compromiso, que fue refrendado por la senadora Muñoz, de seguir trabajando en este proyecto. Hay muchos desafíos, como desarrollar una nueva carta de navegación y que en mayo esté listo el estudio de mejores alternativas para la integración”, agregó Castagneto.
Así, se creó una comisión tripartita de Relaciones Internacionales, Infraestructura y Medio Ambiente, encargada de darle seguimiento y soporte político a la iniciativa. Ello sin mencionar que el Consejo Regional (CORE) ha realizado un permanente respaldo al proyecto. “Nos motiva mucho a seguir avanzando, convencidos que podemos trabajar con temas de desarrollo dentro de la región, donde hay temas muy importantes como es el Túnel Agua Negra”, sentenció Gallardo.

Nuevo crédito
Castagneto aseguró que uno de los compromisos adquiridos por Sebastián Piñera fue retomar las vías de financiamiento para la concreción del túnel. Ello, según el consejero RN, tras expresa solicitud del propio mandatario Fernández y del gobernador Uñac.
“El presidente Piñera se comprometió que se van a seguir haciendo los estudios y nuevamente tomar un crédito como se lo pidió el Gobernador (Sergio Uñac) y el presidente (Alberto) Fernández… que el préstamo se reactive”, precisó.
En ese sentido, agregó Castagneto, que Argentina incluso estaría dispuesta a asumir un compromiso adicional, en caso que la obra comprometiera un 25% más del costo inicial.
El 06 de enero de este año, el jefe de Gabinete del Ministerio de Hacienda, Juan Obach, emitió un oficio a la presidenta del Consejo Regional de Coquimbo, Adriana Peñafiel, sobre el estado del préstamo de US$1.500 millones que otorgó el Banco Interamericano del Desarrollo (BID) para el Túnel Agua Negra.
“Sobre el particular, cumplo con señalarle que en atención a los costos financieros asociados a saldos no desembolsado y a la solicitud recibida del órgano ejecutor (Ministerio de Obras Públicas) se comunicó al BID nuestra decisión de desistirnos del préstamo, solicitando la cancelación total del mismo”, mencionó Obach en el escrito.
Asimismo, luego de esta acción, el BID definitivamente informó que se procedió precedió a su cancelación, fechada el 25 de noviembre en 2019.