Protestas de escolares contra el bullying dan pie para modificar ley de convivencia

0
199

El senador Daniel Núñez escuchó la propuesta de nueva ley de convivencia escolar que generó una agrupación de estudiantes de La Serena y trabajará junto a ellos y otras autoridades para adecuar legalmente los protocolos ante casos de acoso.

Luego del trágico desenlace de Antonia, una joven de 13 años que decidió acabar con su vida tras sufrir varios episodios de acoso escolar en el colegio Gerónimo Rendic, estudiantes de distintos establecimientos se organizaron para acabar con este tipo de hechos.
Francis Vargas, una adolescente que levantó como causa dar una solución al problema, relata que “yo empecé sola por rabia que tenía con todo el sistema educativo en el tema de la salud mental, y entonces yo decidí que quería hacer un cambio, somos muchos que estamos aburridos de este tema, entonces me fui sumando con más gente que estaban igual de preocupados y llegamos hasta donde estamos ahora”.
En poco tiempo han convocado manifestaciones y han generado reuniones con autoridades. Esta semana conversaron extensamente con el senador Daniel Núñez, donde propusieron un cambio legal que permita abordar de mejor forma el bullying en los establecimientos educativos, lo que fue muy bien recibido por el parlamentario, quien se sumó a su lucha. Además, los escolares organizaron una manifestación, durante la cual marcharon, pero también fueron escuchados por el delegado presidencial regional Rubén Quezada y por la diputada Nathalie Castillo.
“Ha sido un proceso complicado, no miento, es complicado llegar hasta acá, pero agradezco mucho a las personas que nos han apoyado en esto, estoy totalmente agradecida por la disposición que ha tenido el Gobierno en este tema de la salud mental ha sido impresionante, así que estamos contentas con nuestro avance que ha sido notorio. Intentamos hacer un cambio a la ley, que sea un nuevo Chile para las alumnas” cuenta Francis.
El senador Daniel Núñez junto a su equipo de trabajo están evaluando la mejor manera de incorporar las inquietudes de la juventud regional en lo que será la modificación a una norma de convivencia escolar que data desde el año 2011. “El caso de suicidio de Antonia, alumna de octavo básico del Colegio Gerónimo Rendic nos tiene consternados, expresamos la solidaridad con los padres, con la comunidad educativa y creemos que esto pone en evidencia la necesidad de tener protocolos mucho más exigentes para abordar los temas de bullying que se dan dentro de las escuelas y que pueden tener consecuencias muy graves”, indicó el parlamentario, acotando que “por eso con compañeros de Antonia estamos proponiendo hacer una modificación a la ley sobre violencia escolar para mejorar todo el protocolo que existe en estos caos y de esa manera asegurar que cuando existan situaciones de acoso tener mecanismos de contención y sobre todo de trabajo que actúen de manera preventiva”.
La diputada Nathalie Castillo, en tanto, destacó la capacidad de organización de los jóvenes y se sumó al trabajo para dar una respuesta a sus inquietudes. “Muy comprometidas con este trabajo de conjunto que vamos a realizar con el senador Núñez, con las comunidades educativas, con la concejala Rayén Pojomovsky y otras autoridades que hemos puesto mucha atención sobre estos temas, no solamente lo que sucedió en La Serena, sino que hemos oficiado muchas veces a la Superintendencia por muchas temáticas relacionadas en diversos establecimientos de la Región de Coquimbo y sabemos también que esto es una necesidad país”, señaló la diputada.
La organización llamada “La Voz de los Estudiantes” ha sumado a representantes de los colegios Gregorio Cordovez, Escuela Experimental de Música, Colegio Gabriela Mistral, todos quienes fueron recibidos por el Delegado Presidencial Rubén Quezada en el edificio del Gobierno Regional y destacó que desde el Gobierno del Presidente Gabriel Boric existe una gran preocupación por la salud mental. “Nosotros vamos a apoyar este tipo de medidas y esperamos que podamos contar con mejor legislación en materia de poder proteger a niños y niñas y acompañarlos en procesos educativos sin violencia, con resguardo a la salud mental y con un enfoque asociado a los derechos, puntualizó Quezada.
Ahora la organización estudiantil que se conformó estas últimas semanas espera aprovechar todas las instancias de diálogo y acercamiento con autoridades para concretar cambios que mejoren la calidad de vida y la convivencia, esperando que el recuerdo de Antonia los siga impulsando.