Programa de “siembra de nubes” sigue en carpeta del las autoridades de agricultura

0
97

El secretario de Estado inauguró junto al Delegado Presidencial Regional, Rubén Quezada, un sistema de tecnificación del riego, en beneficio de una pequeña agricultora del sector de Pan de Azúcar, y visitó el proyecto de mejoramiento genético de ganado caprino lechero que desarrolla INDAP junto a la Universidad de Chile.

“En agricultura Coquimbo hace un aporte muy importante para la seguridad alimentaria, no solo de esta región, sino que también aporta parte del sector más moderno de la alimentación de Santiago (…) Por eso, ahora queremos destacar que la nueva reforma agraria es que todos accedan al agua, con tecnología y eficiencia. Acá hay un primer paso, muy importante, para que las personas dimensiones que con 11 millones de pesos y el apoyo de la Comisión Nacional de Riego, casi dos hectáreas pueden producir con mucha mayor fecundidad”.

De esta forma, el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, relevó la importancia estratégica que tiene la región de Coquimbo para la soberanía y seguridad alimentaria del país, y enfatizó el compromiso del Gobierno con la recuperación productiva del sector.

“Hay que ir a una segunda etapa, tal como lo ha pedido el Presidente Boric, con foco en las y los campesinos y también muy especialmente en las mujeres productoras, y es muy importante que la recuperación económica contemple recuperar la capacidad productiva de las mujeres. Esta es la muestra, acá hay un programa especial de riego para las mujeres en el que se facilitan los tramites y en eso vamos a seguir trabajando”, detalló Valenzuela.

Por su parte el Delegado Presidencial de la Región de Coquimbo, Rubén Quezada, señaló que “el gobierno del presidente Gabriel Boric, al igual que el pueblo, al igual que las mujeres, al igual que campesinos y campesinas, superan las dificultades. Estamos frente a un período de sequía, de crisis hídrica, de pandemia, de retroceso de las mujeres en el mundo laboral, pero con la fuerza, con el empuje de mujeres que avanzan, podemos a través de la Comisión Nacional de Riego y tal como señaló el Ministro de Agricultura, podemos utilizar tecnología y llegar a los territorios donde están los más pequeños y poder avanzar, hacer frente a las dificultades con los recursos que tenemos , buscando expandir y que el gobierno llegue a todos y todas”.

El Programa de Pequeña Agricultura de la Comisión Nacional de Riego, permite a las y los pequeños agricultores y pueblos originarios, acceder a bonificaciones para cofinanciar sus proyectos de riego con eficiencia hídrica, promoviendo, participativamente, un desarrollo rural justo y sustentable. Durante 2022, en la Región de Coquimbo, se bonificaron 18 proyectos del Programa de Pequeña Agricultura por cerca de $215 millones de pesos pertenecientes a las comunas de Coquimbo, Monte Patria, Ovalle, Punitaqui, Vicuña y Salamanca. Para 2023, a nivel nacional, la CNR ha dispuesto $12 mil millones de pesos mediante cuatro convocatorias dirigidas a la Pequeña Agricultura.

Siembra de nubes
Durante la jornada, el ministro Valenzuela se reunió con el director regional de INIA Intihuasi, Claudio Salas, y con su equipo, con el objetivo de analizar la factibilidad de ejecución de un proyecto de bombardeo de nubes, cuyo fin es aumentar la probabilidad de precipitaciones en la región.

La principal función de la técnica “siembra de nubes” es aumentar la formación de precipitación en nubes que ya precipitan o que están a punto de hacerlo. En estas condiciones, la estimulación de precipitaciones de forma artificial se logra mediante la adición de núcleos de condensación en las nubes y el método más utilizado es adicionar yoduro de plata y/o hielo seco en el aire, los cuales facilitan el agrupamiento de gotas pequeñas individuales en un cuerpo mayor, aumentando las concentraciones de cristales de hielo en las nubes y que, por aumento de peso, precipitan a tierra.

Actualmente existen dos métodos principales de estimulación de lluvia con yoduro de plata: un método aéreo con un generador de yoduro de plata adosado a un avión o mediante bengalas que inyectan el producto dentro de la nube, y el método terrestre, donde se utilizan generadores terrestres de yoduro de plata, que se activan cuando las condiciones de nubosidad son apropiadas. Este es más económico, menos riesgoso y está operativo de manera permanente.

Finalmente, el secretario de Estado también visitó dependencias de la Estación Experimental Las Cardas de la Universidad de Chile, para analizar y evaluar los resultados del proyecto de mejoramiento genético de ganado caprino lechero, que desarrolla INDAP en conjunto la casa de estudios y que tiene como fin elevar la producción de leche y de su contenido de sólidos, pensando en la elaboración de quesos para los pequeños crianceros de la región de Coquimbo.