MOP pide a Sacyr reintegrar US$15,7 millones por obras no ejecutadas en el contrato de concesión de la Ruta 43

0
126

La abogada de la cartera, Marcela Hernández, será quien represente los intereses del fisco. De acuerdo a la secretaría de Estado, la concesionaria Ruta del Limarí ha reconocido la existencia de los ahorros al acordar la eliminación de obras en el sector de Pan de Azúcar, pero “no ha sido posible que las partes logren un acuerdo sobre el monto de este ahorro o saldo favorable al MOP”.

La abogada del Ministerio de Obras Públicas (MOP), Marcela Hernández, representará los intereses del fisco en una controversia entre esa secretaría de Estado y Sacyr Concesiones por una serie de obras que no se ejecutaron en el contrato de concesión de la Ruta 43, que une a las comunas de Ovalle y Coquimbo, y donde el MOP solicita reintegrar unos US$15,7 millones.
Los hechos están expuestos para que sea Panel Técnico de Concesiones quién determine la discrepancia técnica y económica, debido a la eliminación de la obligación de ejecutar la obra denominada “Modificación Ancho de Calzada en Ruta 43, Tramo 3, sector Pan de Azúcar”, lo cual derivó en una serie de ahorros, a juicio del MOP, para la Concesionaria, a nivel de inversiones no ejecutadas, mantención, conservación, operación, explotación y seguros, todo lo cual generó un saldo en favor para la cartera pública.
“Si bien la Concesionaria (Ruta del Limarí) ha reconocido la existencia de los ahorros al acordar la eliminación de la obra señalada, no ha sido posible que las partes logren un acuerdo sobre el monto definitivo de este ahorro o saldo favorable al MOP. Esta falta de acuerdo impide, en los hechos, que se cumpla lo pactado por las partes en cuanto a su reinversión o restitución”, sostiene la profesional.

Agrega que esta controversia “nos ha obligado a recurrir a esta instancia para obtener una recomendación que establezca de forma independiente el monto de estos ahorros, con el objeto poder dar cumplimiento a lo pactado, reinvirtiendo esos dineros en obras que la Concesionaria debe ejecutar en este contrato, a través de una constructora contratada en un procedimiento de licitación pública; o, en su defecto, para que indemnice esos dineros al Fisco, dependiendo de lo que elija esta parte”.
Para ello, el Panel Técnico de Concesiones abrió un expediente el pasado 07 de febrero, rol D01-2022-8, donde recién está en conocimiento de los antecedentes, por lo que no hay tratativas para eventuales audiencias y recomendaciones.

En él se expone que mediante la carta SCRDC-IF-2216, del 18 de marzo en 2016, la sociedad concesionaria Ruta del Limarí solicitó al inspector fiscal “la propuesta de modificación de ancho de la calzada”. En respuesta, mediante el ordinario Nº 4819, del 11 de noviembre en 2016, el inspector fiscal indicó que “todo error y omisión, como también las medidas necesarias para que sean subsanadas, serán de exclusiva responsabilidad, cargo y costo de la sociedad concesionaria”.
Otras obras inconclusas, según obran en el expediente, refiere a los paraderos del tramo 2, sector Apatitas; pavimientos, saneamiento y drenaje, seguridad vial, paisajismo e iluminación.
El contrato de concesión “Mejoramiento y Conservación de la Ruta 43 de la Región de Coquimbo” considera un presupuesto de US$208,7 y contempla 86 km de caminos pavimentados entre Ovalle y Coquimbo, además de la construcción de aceras, ciclovías, paisajismo e iluminación.
Entre los beneficios se encuentra el aumento en la seguridad vial, ahorros en tiempos de viajes y costos operacionales.