Minera Los Pelambres estrena planta desalinizadora y espera aumentar al doble su producción el 2027

0
39

La empresa cuprífera dio el inicio oficial al funcionamiento de su proyecto Infraestructura Complementaria (INCO) en una actividad a la que asistió el presidente de la República, Gabriel Boric, y varios ministros de Estado. El mandatario destacó que trabajan con la compañía en iniciativas de desalinización de aguas para consumo humano. Mientras, Iván Arriagada, presidente de Antofagasta Mineral, sostuvo que esta inauguración representa el primer paso de “Pelambres Futuro”.

Pasada las 13 horas de ayer, jueves 21 de marzo, el presidente de la República, Gabriel Boric, concretó su cuarta visita a la región de Coquimbo. “Es la región que más he visitado en mí periodo”, indicó el jefe de Estado en Los Vilos.
Y es que el estreno de las obras y la plena operación de la planta desalinizadora del proyecto de Infraestructura Complementaria (INCO) de Minera Los Pelambres (MLP) fue la justificación perfecta para la visita del mandatario. Ello, no solo por lo significativo de usar agua de mar en los procesos productivos de la compañías, sino por el grave deterioro hídrico de la zona.

Ante ello, Boric indicó que “en la región de Coquimbo la situación es especialmente preocupante. Hoy, el embalse La Paloma está al 3% de su capacidad. Hace poco me reuní con los parlamentarios de la zona y una de las conclusiones inequívocas era que el principal problema de la región es el agua”. Respecto a la iniciativa de Minera Los Pelambres sostuvo la puesta en marcha de esta obra complementaria va a significar que pronto casi el 100% se va a dejar de usar aguas continentales para la operación de la mina.
“Además hay una alianza pública entre la empresa y el Ministerio de Obras Públicas, y estamos trabajando con INCO para avanzar en proyectos de desalinización de aguas para consumo humano, así como el reaprovechamiento de las aguas desalinizadas para otros usos por parte de las comunidades aledañas al trazado por las cuales son conducidas”, agregó.

Las palabras de la máxima autoridad del país fueron refrendadas por Iván Arriagada, presidente de Antofagasta Minerals (AMSA), matriz de Minera Los Pelambres. Según Arriagada, esta puesta en marcha es la transformación de MLP, “un paso muy importante para seguir construyendo lo que hemos denominado Pelambres Futuro”. “El proyecto incluye esta desalinizadora y un sistema de distribución para llevar agua de mar a más de 100 kilómetros desde este lugar, así como una línea de molienda y flotación a la planta industrial para enfrentar la mayor dureza del mineral”, continuó.
Los Pelambres es ahora la primera empresa minera de la zona central de Chile que integra agua de mar a la producción de cobre. Nuestro compromiso es seguir trabajando para que más del 90% del agua que use la compañía provenga del mar, o sea agua recirculada.
En ese sentido, explicó que las operaciones del complejo -que significó una inversión de US$2.200 millones- “es especialmente relevante porque esta zona experimenta una prolongada sequía”.

De acuerdo a la planificación de la compañía minera, estimada por Arriagada, este año se iniciarán las obras del Proyecto de Adaptación Operacional (PAO), lo que permitirá duplicar la capacidad de esta planta desalinizadora, y producir desde los 400 a 800 litros por segundo. Ello, facilitará, terminada esta expansión, que se podrá dejar de extraer agua del Río Choapa. La proyección es cumplir esa meta el 2027.
“Esto incluye la participación activa en la gestión integrada en la cuenca del Choapa. Damos apoyo a los 80 sistemas sanitarios rurales de la provincia, en colaboración con la Dirección de Obras Hidráulica del MOP, para asegurar el agua por el consumo humano. Trabajamos con los regantes a través de la Junta de Vigilancia con el objeto de fortalecer los sistemas de riego, en alianza con la Comisión Nacional de Riego”, subrayó el alto ejecutivo.

Con la puesta en marcha del proyecto INCO, Minera Los Pelambres se convierte en la primera empresa minera de la zona central de Chile en operar con agua desalinizada. Una decisión tomada por la Compañía en el año 2015 como una forma de adelantarse a los efectos del cambio climático sobre la zona, los que han causado en los últimos años una de las más graves sequías registradas.
La iniciativa consideró, a lo largo de sus cuatro años de construcción, una generación laboral para más de 21.000 personas, llegando a un peak de más de 9.000 trabajadores en abril de 2022.
El proyecto INCO dentro de sus obras centrales considera un sistema de Sistema de Impulsión-Conducción de Agua Desalinizada desde sus instalaciones en el puerto Punta Chungo y la actual estación de recirculación en el área de El Mauro. Además, la iniciativa contempló la construcción de una cuarta línea de molienda para hacer frente a la baja de las leyes y la mayor dureza del mineral, junto a una nueva línea de flotación en la Planta Chacay, en las instalaciones de Minera Los Pelambres en la comuna de Salamanca.