La Serena y su calvario

0
133

Un nuevo incendio afectó a una antigua casona del centro de La Serena, en el secto rdel pasaje “El Calvario”. Para algunos una desgracia pero para otros, muy en el fondo, un verdadero alivio porque era una construcción muy mal cuidada que parecía a punto de caer con algún viento fuerte.
Esa nueva tragedia hace reflexionar sobre el incesante deterioro del casco histórico de la ciudad capital de la región. Con culpas cruzadas, entre dueños privados que no se preocupan, y también autoridades que no proyectan más allá, además de proponer algunas medidas menores o de poca afectación en el largo plazo.
Las leyes del mercado quizás serían letales si funcionaran en el centro de la ciudad. Probablemente más del 80% ya no estaría en pie, debido a su baja rentabilidad derivada del descuido. Pero como esto no se regula por el mercado, sino por normas que buscan “proteger” el patrimonio, entonces los resultados nefastos son tierra de nadie.
Dicen que es uno de los cascos “históricos” más grandes que existen, pero ahí es donde surge la pregunta de si realmente la comunidad es consciente respecto a qué es lo que estamos supuestamente protegiendo. Qué parte del patrimonio está representado por casas semi destruidas o sin ninguna funcionalidad real.
Luego, si esa primera respuesta estuviera clara, surge la segunda pregunta de fondo sobre cuál es el plan maestro que nos permite proyectar la capital regional a 30 o 50 años.
En planificación la política del “dejar hacer” no funciona y por ello, es momento de volver a poner el tema sobre la mesa para ver si alguno de los futuros candidatos es capaz de visualizar el futuro del centro. De nuestro centro.

Víctor H. Villagrán
Editor Semanario Tiempo