Exportadores de frutas inician programa que fortalecerá productividad, comercialización y sostenibilidad del negocio

0
96

Mediante el equilibrio de la rentabilidad económica, el bienestar social -que incluye a los trabajadores del sector- y el respeto por el medio ambiente, el “Programa Estratégico Regional Fruticultura Sustentable Coquimbo”, buscará resolver los desafíos de esa industria, relacionadas al cambio climático, la competencia de los mercados y el alza de los costos de los insumos, entre otras.

“Programa Estratégico Regional Fruticultura Sustentable Coquimbo”, es el nombre de la iniciativa que comenzó a ejecutar la Asociación de Exportadores de Frutas (Asoex) en la región de Coquimbo, y busca fortalecer la productividad, comercialización y sostenibilidad del negocio, a través del equilibrio entre el respeto al medio ambiente, la rentabilidad económica y el bienestar social, especialmente de los trabajadores del sector.
El proyecto es cofinanciado por Corfo y el Gobierno Regional de Coquimbo, y su objetivo es impulsar una fruticultura sustentable, buscando resolver los desafíos de esa industria, relacionadas al cambio climático, la competencia de los mercados y el alza de los costos de los insumos, entre otras.
En 2023, se contabilizaron 375 mil hectáreas plantadas en el país, de las cuales 27.124 se concentran en la región de Coquimbo, destacando el cultivo de la uva de mesa, con 7.320 hectáreas y las mandarinas y clementinas, que totalizan 5.309 hectáreas.
Andrés Zurita, director regional de Corfo, expresó que “este programa trabaja en distintos aspectos, desde el punto de vista productivo, hasta el punto de vista de la comercialización y la sostenibilidad del negocio”. De igual manera, destacó la participación de los distintos actores del sector agroexportador, tanto públicos, privados y del mundo académico. “Va a tener un impacto muy positivo en esta transformación productiva que necesita la fruticultura regional”, agregó.
Para José Corral, director de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN), Chile ha ido perdiendo competitividad a nivel de mercado, por lo tanto, este es un desafío que se debe superar como país y como región y, en este sentido, una de las herramientas importantes que se deben emplear es “la sustentabilidad o generar productos que tengan una visión de largo plazo”.
Bella Villareal, gerenta de la Cooperativa Frutícola Agronuez del Valle del Choapa, sostuvo que la región posee ventajas comparativas, “porque tenemos una zona más limpia que el resto del país, lo que nos permite hacer un camino hacia una producción sustentable, con un factor de relevancia ambiental”.
El gerente del programa, Víctor Muñoz, expresó que esta iniciativa plantea un trabajo a largo plazo, el cual se estructura en siete ejes estratégicos: el fomento a la asociatividad, el ordenamiento territorial del agua y del suelo, el desarrollo de innovación y tecnologías que permita adaptarse al cambio climático, la incorporación de capacidades en las personas, acceso a nueva genética, búsqueda de nuevos mercados y el financiamiento para el desarrollo de un proceso agroexportador viable.