Ex contador hoy es productor caprino y vende más de 10 variedades de quesos

0
134

Hace 7 años decidió dedicarse 100% a la crianza de cabras y elaborar quesos, sus pasiones de toda la vida.

Tongoy Alto es un sector de la comuna de Coquimbo que mezcla el entorno característico de predios y parcelas con la posibilidad de estar, en apenas dos minutos, disfrutando de las bondades que ofrece el balneario de Tongoy.
Fue en ese lugar donde hace 7 años el usuario del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), Reginaldo Pérez Yáñez, decidió instalarse y trabajar —junto a su esposa Hilda Zambra— de lleno en las pasiones de toda su vida: criar cabras y elaborar quesos. “Los crianceros me van a entender”, dice de entrada al ser consultado sobre el motivo de dedicarse a estas actividades. “Esto se lleva en la sangre. Nací en medio de un rebaño de cabras; siempre me tiró el campo, la vida más sana”, puntualiza.
Si bien se tituló de contador y se ha dedicado a diversas ocupaciones, a sus 57 años señala que no se arrepiente en lo absoluto del cambio que tomó, y recalca que, al contrario, “sigo cada día con más ganas. A pesar de todas las dificultades que pueden haber, por ejemplo, que nos golpee la sequía, que suban los precios y que los fletes sean caros. Aun así, no lo dejaría”.

EXPERIENCIA Y TRADICIÓN CASERA
Queso Parcela Las Tórtolas es el nombre de su emprendimiento. Empezó elaborando queso de cabra tradicional (fresco y maduro) pero con el tiempo se abrió paso a nuevas variedades, ya sea con especias e incluso incorporando frutos secos. “La gente me dice que nuestros quesos tienen algo especial, que no encuentran en otros lugares. Eso nos motiva a seguir probando e incorporar también nuevos formatos, entre ellos el queso feta (característico de Grecia y que a nivel local son muy pocos los productores que lo elaboran)”.
¿Su secreto para producir quesos de buena calidad y de distintas composiciones? Dice que está en tener razas que producen un alto volumen de leche, como son la alpina y la saanen. A ello se suma que su ganado está 100 % estabulado, lo que lleva a que “tengan una muy buena alimentación, porque les doy lo que yo quiero y no lo que ellas podrían encontrar en el cerro”.
Reginaldo expresa que en este viaje un actor clave ha sido el INDAP, servicio dependiente del Ministerio de Agricultura. Al respecto, señala que “sin el apoyo de INDAP yo no hubiese estado donde estoy ahora, ha sido un aliado muy bueno. Por ejemplo, tengo un sistema de forraje verde hidropónico con el que complemento el forraje que ya tenía y que me permite tener alimentación todos los días”.

Queso Parcela Las Tórtolas cuenta con más de 10 variedades de quesos, entre ellas están ahumado o con merkén, pimienta, orégano, aceituna sevillana, aceituna de azapa, ciboulette, albahaca o finas hierbas, así como también quesos feta —madurado en suero— o cabécou —madurado en aceite de oliva—, ricotta (también conocido como requesón) y manjar. Lista que de seguro irá creciendo con el transcurso del tiempo.
(Info +56 9 992204331. O mediante redes sociales queso Parcela Las Tórtolas)