En un radio de 1.000 metros: DGA constata inexistencia de aprovechamiento de agua subterráneas en complejo Laguna del Mar

0
121

Aun así, el organismo realizará fiscalizaciones en las inmediaciones de la desembocadura del Humedal Urbano del río Elqui para constatar que no existan obras o extracciones de agua que no se ajusten a derecho. Seremi de Salud, en tanto, cursó un sumario a la empresa por la cloración de las piscinas.

Lo que fue un espacio para la recreación náutica y un valor agregado para la venta de departamentos del Complejo Laguna del Mar, de inmobiliaria Aconcagua, se transformó en una fuente de críticas y denuncias estos últimos días por el tono verde que tomó su principal atractivo: una laguna navegable de 2,47 hectáreas.
Ello luego que los propietarios de los departamentos acusaran que hace aproximadamente dos meses la laguna artificial adquirió un color verdoso. A esto se sumó denuncias de la ONG Verde Elqui por una supuesta extracción de aguas subterráneas para alimentar el acuífero artificial, procedente con recurso hídrico del recientemente declarado Humedal Urbano del río Elqui.
El proyecto que lleva más de 10 años instalado y que, justamente, colinda con el ecosistema protegido, motivó que tanto la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud Coquimbo, como la Dirección General de Aguas (DGA) acudieran a verificar las denuncias, la primera por una eventual afectación a la salud de los residentes y la segunda por usurpación de aprovechamiento de derechos.
“A primera vista, nos parece que este tipo de práctica pone en peligro la sustentabilidad de los sistemas acuáticos de nuestros humedales, por lo que estaremos atentos al pronunciamiento que haga la Dirección General de Aguas”, esbozó -en primera instancia- el seremi de Medio Ambiente de Coquimbo, Leonardo Gros.

No hay aprovechamiento
Semanario Tiempo consultó a la Dirección General de Aguas (DGA) por las supuestas irregularidades cometidas por la empresa, el director regional (S), Patricio Luengo, informó que “requerida la Dirección General de Aguas por parte de la Superintendencia del Medio Ambiente, respecto a una obra de captación y extracción de agua subterránea dentro de un pozo ubicado en el recinto del complejo inmobiliario Laguna del Mar, la DGA se constituyó en terreno donde se constató la existencia la obra de captación, tipo profundo. No obstante, se verificó que no existen instalaciones respecto a ser posible la extracción de agua subterránea. Por lo tanto, no se configura falta a la normativa vigente”.

“Revisado los antecedentes además con los que cuenta nuestra Dirección en el Catastro Público de Aguas, se verifica que la obra constatada no posee derechos de aprovechamiento, así como en un radio de 1.000 metros a la redonda”, agregó Luengo. Sin embargo, comentó que, dada la preocupación de la ciudadanía, se inició un proceso de fiscalización en las inmediaciones del humedal de la desembocadura del río Elqui, para constatar que no existan obras o extracciones de agua que no se ajusten a derecho.
Paola Salas, seremi de Salud en Coquimbo, dijo que luego de las denuncias sociales, especialmente cuando tienen que ver con la salud pública, compromete situaciones por parte de esa cartera tendientes a evitar afectaciones en la población. En ese sentido, precisó que “tuvimos una denuncia de un grupo de personas del condominio donde la laguna es un ente aparte de las piscinas que tiene el condominio, y es bueno aclarar que la Seremi de Salud tiene pertinencia de acción en las autorizaciones de piscinas, pero no de lagunas”.

“Fuimos a inspeccionar tanto las piscinas como la laguna. Y lo que sucede es que las mediciones que de la calidad del agua se tomaron mediciones tanto de la calidad físico químicas como de manera biológica para ver si hay algún agente patógeno que pudiese poner en riesgo a la salud de la población que allí se bañan. Todavía no tenemos los resultados”, sostuvo.
Respecto a los controles del cloro libre residual, “se notó que había un déficit de cloro. Por ese motivo, se tuvo que cursar un sumario sanitario a la empresa, además de otras condiciones que nosotros encontramos que no eran las óptimas”, mencionó Salas.
La autoridad de salud confesó que cuando se realizan autorizaciones sanitarias debe existir condiciones que se deben conservar en el tiempo por parte de los dueños, esto es seguir con un plan de mantenimiento establecido por la empresa.