Educación técnico profesional

0
127

Hace algunos días la UNESCO lanzó en nuestro país el documento “Reimaginar juntos nuestros futuros: un nuevo contrato social para la educación”, elaborado por una comisión internacional de expertos y con la participación de más de un millón de personas de todo el mundo.
En el documento se invita a mirar hacia 2050 con un foco en la equidad y el acceso universal a la educación, donde esta sea el motor de transformación de la sociedad.
Los tres conceptos clave que plantea son los siguientes: la educación sostenible, orientada a educar con mayor conciencia medioambiental para vivir en armonía con el entorno natural; la tecnología, llamando a utilizarla de manera inclusiva, sin despersonalizar los procesos educativos donde el rol de la comunicación y la presencialidad son fundamentales; y, la educación como proyecto público donde todos, sin excepción, debemos contribuir.
Junto con lo anterior, este viernes 26 de agosto además de la celebración de un nuevo aniversario de la ciudad de La Serena, se celebra en Chile el día de la Educación Técnico Profesional (TP) en Chile, que se conmemora hace 80 años tras la creación de la Dirección de Enseñanza Profesional en 1942.
La Serena, ciudad con tradición y vocación en educación, ciudad que acoge a la universidad estatal con historia y arraigo local y que además alberga a más de cuatro centros de educación superior y técnico profesional, sin duda es un referente en el norte de Chile.
La Serena ha avanzado en el desarrollo de educación técnico profesional, pero sin duda podría ser un faro para el resto de Chile, ya que posee el capital humano, las instituciones con tradición y las industrias necesarias que requieren más y mejores trabajadores para sus faenas.
Hoy el énfasis del actual gobierno en la educación técnico profesional puede convertirse en una gran palanca de movilidad social y de nuevas vocaciones para miles de jóvenes que buscan oportunidades concretas y directas de educación.
Sin duda un desafío de futuro es potenciar y perfeccionar la oferta académica en el área técnico profesional, para no limitarla solo a mano de obras barata para trabajos simples, sino cada vez más se debe tender a formar técnicos para nuevas tecnologías, energías limpias, conectividad, electromovilidad, etc. Con grados de manejo y complejidad superior para los desafíos actuales y de futuro.
La Serena celebra 478 años y la educación técnica celebra 80 años. Quizás una señal de que el futuro de esta ciudad estará marcado en acoger más y mejores centro de educación técnico profesional.

Victor H. Villagrán
Editor Semanario Tiempo