Destacan implementación de proyectos para reúso de aguas grises financiado por GORE

0
109

Iniciativa de biofiltración se ha implementado con éxito en 10 de los 14 establecimientos educacionales rurales de la región, que forman parte de este proceso.

Como una alternativa concreta para combatir la sequía se ha transformado el reúso de aguas residuales en 14 establecimientos educacionales de la región, iniciativa de la Fundación Un Alto en El Desierto, para implementar junto a la comunidad escolar un innovador y práctico sistema a través de la biofiltración en lavamanos, duchas y/o lavadoras.
El proyecto, financiado por el Gobierno Regional por casi $200 millones, lleva un 72% de avance a la fecha y fue destacado por la gobernadora Krist Naranjo, quien afirmó “valorar muchísimo la reutilización del reciclaje de aguas grises, nosotros creemos que este es un proyecto pionero en el país, innovador y es un ejemplo para poder llevarlo a cabo incluso para viviendas. Abarcamos las 15 comunas y sobre todo en sectores rurales, porque tenemos que lograr una equidad social frente a dificultades como el acceso al agua, pero vamos avanzando para poder resolver estas problemáticas”.
Durante el primer trimestre del 2023, se realizaron visitas técnicas de inspección para evaluar si las escuelas cumplen con las condiciones para la implementación del proyecto. Luego, en la etapa de diseño, ejecutada desde abril, se hizo la implementación e instalación del sistema y se seleccionan los artefactos sanitarios del inmueble que se conectarán al sistema.
En la actualidad, se está llevando a cabo el seguimiento, capacitación, mantenimiento, transferencia tecnológica y talleres de educación ambiental en Monte Patria, donde se trabaja con la Escuela Huatulame y la Escuela La Villa en El Palqui.
También en Ovalle, se desarrollan estas iniciativas en la Escuela Aurora de Chile, la Escuela Ecológica Pejerreyes, la Escuela Patricio Zeballos, la Escuela Los Olivos, la Escuela Marcos Macuada en Limarí, la Escuela Valentín Letelier, la Escuela La Araucana y la Escuela Padre Joseph B. Stegmeier en Sotaquí.
Además, se extienden a la Escuela El Tangue en Tongoy, Coquimbo, la Escuela Nueva Talcuna en Vicuña, la Escuela El Trapiche en La Higuera, la Escuela Los Rulos en Canela, y la Escuela El Ajial de Quiles en Punitaqui/Samo Alto, Río Hurtado.
A las escuelas seleccionadas se les instaló un sistema de biofiltración de 2.000 Litros, donde se contempló la instalación de 2 estanques de 2.000 litros, 1 electrobomba de 1 HP y 1 biofiltro para el tratamiento de 2.000 L de agua gris.
Según la experiencia de más de 1.800 estudiantes que han sido beneficiados con el proyecto, se puede llegar a reutilizar aproximadamente entre un 30% y 60% del agua que se utiliza.