Déficit de mano de obra en el sector agrícola alcanzaría unas 15.000 personas en la región de Coquimbo

0
119

Entre las causas está la pandemia y cierre de fronteras, por lo que gremio pide incentivos y apoyos para obtener la colaboración de las personas en tareas fundamentales para la producción de alimentos, como podas, cosechas, mantención, empaque u otras acciones.

No es solo la escasez hídrica es la causa que afecta a la agricultura. La pandemia por coronavirus y el cierre de fronteras son otros motivos que también estarían agravando el dinamismo del sector, luego que la Sociedad Agrícola del Norte (SAN) estimara que existe un déficit de unas 15 mil personas para trabajos ligados al rubro en la región de Coquimbo.
Ello por la falta de mano de obra, provocando preocupación entre los productores, porque los trabajadores de origen extranjero tampoco están llegando ante el cierre de las fronteras. Influye en esta compleja situación además que las personas en el campo están alejadas de centros hospitalarios y prefieren cuidar su salud por la pandemia del covid-19, lo que ha incrementado el miedo a salir o realizar tareas con más personas.
Según María Inés Figari, presidenta de la SAN, el 94.3% de los agricultores manifiesta haber tenido con respecto a la contratación de la mano de obra para labores agrícolas en la temporada 2020-2021, según una primera consulta realizada en junio.

El testeo fue a unos 100 agricultores para conocer a nivel macro, el impacto en la región de Coquimbo sobre la falta de mano de obra en las labores del agro como las cosechas, siembras o distribución, entre otras tareas.
Por ello, aseguran desde la SAN, varios agricultores están incluso en la compleja situación de decidir entre continuar con la producción o no, esperando incentivos y apoyos a la mano de obra agrícola por parte del Gobierno, tal como se les ha apoyado a otros rubros productivos. Por eso, desde el gremio empujan a la incorporación de mano de obra extranjera que pudiese viajar a Chile con una VISA especial, ya que la agricultura es vital para el abastecimiento local, nacional e internacional, y sin mano de obra, es imposible producir alimentos.

“Las grandes empresas requieren entre 1.000 y 1.500 trabajadores para labores del trabajo de suelo, poda, riego, fertilización, cosecha, empaque, entre otras acciones. En la mediana empresa se requieren entre 300 y 100 trabajadores y en la pequeña entre 50 a 10 trabajadores para la temporada agrícola en promedio de la Región de Coquimbo, según los principales cultivos dados por la uva de mesa, cítricos, hortalizas, frutos secos, entre otros”, sostuvo la dirigente gremial.

Según el sondeo, la oferta de trabajo es mejor pagada que el año pasado, por ejemplo, las personas en la cosecha de uva de mesa han llegado a un promedio entre 40 y 60 mil pesos con un peak histórico de 80 mil, al día.
En la temporada pasada de cítricos se pagó 50 pesos por kilo cosechado y hoy se está pagando 100 pesos por kilo de producto, llegando a un ingreso de 50 mil a 60 mil pesos diarios por trabajador.
En promedio una persona cosecha entre 250 a 400 kilos diarios. Mientras que en labores de poda se pagan 200 a 400 pesos por árbol.