¿Cuánto retrasaría el estudio de impacto ambiental a la construcción del nuevo Hospital de La Serena?: española Acciona ingresa nueva consulta para revertir decisión de autoridad

0
125

La principal traba para una evaluación ambiental de la iniciativa en el sistema se encuentra en la generación y disposición de residuos, estimación calculada en base a la cantidad de camas que poseerá el recinto. Autoridades advierten que el proyecto no presentaría retrasos en su ejecución, debido a que aún se encuentra en etapas iniciales.

La gigante española Acciona a través de Max Aguilar Belmar, representante de la Sociedad Concesionaria Hospital de La Serena S.A., empresa que se adjudicó el proyecto para construir el nuevo recinto de salud de la capital regional, ingresó una nueva consulta que busca revertir la decisión de la autoridad ambiental respecto a que dicha iniciativa, de US$258 millones debe ingresar “obligatoriamente” al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).
Este es el segundo trámite de estas características que realiza el concesionario en el ámbito. Ello, luego que la directora regional del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), Claudia Martínez, estableciera que el proyecto sí debía cumplir ese proceso, debido a que el Hospital de La Serena, al disponer de 668 camas, generará un total de residuos máximo durante su fase de operación, en el peor de los casos, de 2.004 kg/día, de los cuales 1.603,2 kg/día corresponden a residuos asimilables a domiciliarios; 80,16 kg/día a residuos peligrosos y radioactivos y 300,6 kg/día corresponden a residuos especiales, estos dos últimos serán tratados en el propio hospital por un sistema de autoclavado, para luego ser dispuestos en un sitio autorizado.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la generación promedio de residuos hospitalarios en América Latina es de 3 kg/cama/día, variando entre 1,0 y 4,5 kg/cama/día. De éstos, en promedio, el 80% son residuos sólidos asimilables y el 20% restante presentan algún riesgo para la salud pública y/o efectos adversos al medio ambiente, de los cuales aproximadamente el 4% son residuos peligrosos y el 1% son especiales cortopunzantes, y 15% corresponden a residuos patológicos, material saturado en sangre, cultivos y muestras.

La nueva consulta
Para la firma española, sin embargo, el proyecto presentó cambios, los cuales dejarían sin efecto la pertinencia anterior. A su juicio, las camas de rehabilitación no generan residuos, por lo tanto, para efectos de la estimación de residuos que se generarán en el Hospital de La Serena se considera un total de 650 camas.
Por otra parte, agrega, el porcentaje de ocupación es un factor predominante a la hora de calcular los residuos que se generarán durante la operación del Hospital de La Serena, lo que de acuerdo con el Informe Glosa 04 Segundo trimestre 2021, de la Subsecretaria de Redes Asistenciales, realizado mediante la información entregada por el Departamento de Estadística e Información de Salud (DEIS), indica que el porcentaje máximo de ocupación para establecimientos de alta complejidad, como este caso, tiene un estándar de 85%, máxima promedio.
“Los residuos domésticos estarían dentro del rango de 1.327-1.560 Kg/día, los cuales serán retirados por empresas autorizadas y llevados a un sitio de disposición final autorizado. Así también, los residuos peligrosos, los cortopunzantes y los residuos especiales (…) Por lo tanto, el tratamiento, disposición y/o eliminación de los residuos se externalizará mediante una empresa que tenga los permisos ambientales y sectoriales aprobados, incluyendo una Resolución de Calificación Ambiental (RCA)”, destaca.
Otro tópico que busca establecer el titular, recae en que el SEA se pronuncie en relación a que si el proyecto o actividad se localiza en un área colocada bajo protección oficial. Para el concesionario, el recinto asistencial se localizará dentro del radio urbano establecido en el Plano Regulador Comunal de La Serena, por lo cual, “se concluye que el Hospital de la Serena no debe ingresar al SEIA”.

¿Retrasos?
La construcción y operación de este recinto médico de alta complejidad contempla 15 pabellones, 85 boxes de consultas médicas, dentales y no médicas, 6 salas de atención integral del parto y un servicio de urgencia. La obra beneficiará a cerca de 723 mil personas que residen en las comunas de La Serena, La Higuera, Vicuña y Paihuano, y considera también la mantención de la infraestructura a desarrollar y la adquisición, mantención y reposición de equipamiento médico y mobiliario clínico, y mobiliario no clínico.
A inicio de junio, el Servicio de Salud Coquimbo envió un informe al Ministerio de Obras Públicas -unidad técnica del proceso de licitación, adjudicación y revisión de la construcción de la obra- para que notifique a la sociedad concesionaria, quien es la encargada de ejecutar el proyecto, para resolver los plazos, aunque indicaron que éstos no se verían afectados y se resolverían dentro del margen pensado.
Javier Sandoval, seremi de Obras Públicas, explica que “la concesión del Nuevo Hospital de La Serena, se encuentra actualmente en la primera etapa del desarrollo del proyecto definitivo. “No obstante, en caso de que el proyecto requiera ingresar obligatoriamente al SEIA, la Sociedad Concesionaria está dentro del plazo para ingresar el proyecto”, precisa.
“Respecto del plazo estimado para el inicio de las obras físicas del hospital, estos se mantienen de manera referencial para el año 2023”, sentencia.