Crisis del municipio de Coquimbo alcanzaría un déficit de $40 mil millones y alcalde Manouchehri pide intervención de Hacienda

0
122

El jefe comunal concretó un maratónico peregrinaje por Santiago para conseguir recursos por $43 mil millones, mediante acciones que incluyen la posibilidad de materializar un leaseback, el retorno de los ingresos por la operación del casino, un adelanto para cancelar la construcción del edificio consistorial, incluso la condonación de deudas que posee con distintos organismos del Estado.

Luego de asumir el municipio de Coquimbo, el alcalde Alí Manouchehri concretó el despido de trabajadores que aliviaría, en parte, el grave estado financiero. Pero no fue suficiente. Y es que durante esta semana, el jefe comunal concretó un maratónico peregrinaje para pedir la intervención y un salvataje ante La Moneda, el ministerio de Hacienda y la Subsecretaría de Desarrollo Regional (SUBDERE).
Esto pues el déficit presupuestario de la entidad llegaría a $40 mil millones a fines de este año, según las proyecciones que realizó la nueva administración en base al informe de la Contraloría General de la República y los estados financieros.
En los planes no solo estaba generar los lazos de apoyo económico con el Gobierno. En Palacio, la autoridad fue recibida por un equipo de la SUBDERE. Luego, Manouchehri debió trasladarse a Teatinos 120 a una reunión con el jefe de la billetera fiscal, Rodrigo Cerda.
El diputado Juan Manuel Fuenzalida sirvió de puente entre ambas instituciones.
Manouchehri, manifestó que ambas citas sirvieron para “plantear cuál es nuestra problemática y las soluciones que podamos tener”. “Hemos tenido la oportunidad de hablar con el Ministro de Hacienda, contándole un poco cómo podemos salir de este hoyo financiero que está aquejando en gran medida a nuestra comuna de Coquimbo, y nos ha impedido salir también a cumplir con requerimientos ciudadanos”, agregó. También valoró el apoyo del parlamentario, “que nos permitió traer acá los requerimientos y dar a conocer la grave crisis financiera que está atravesando el Municipio de Coquimbo”.

Deuda y plan
Los estados financieros que consigna la nueva administración dan cuenta que la deuda vencida y actualmente exigible al día 30 de junio, ascendería a la suma de $32.288.947.000, proyectando para el 31 de diciembre una suma superior a los $40 mil millones. Entre otros conceptos incluye: $13.000 millones en recolección de residuos sólidos (basura); $8.000 millones en alumbrado público y electricidad; deudas a proveedores locales, laboratorios y honorarios a trabajadores municipales desde el mes de mayo a la fecha.
Y es que la ejecución presupuestaria del año en curso relativa a gastos en personal, equivalen a un 90% aproximadamente, es decir, “no quedan recursos para afrontar las obligaciones con los trabajadores del municipio”, explicó el edil.
Las acciones buscan que se retomen los ingresos por concepto de la explotación del Casino de Coquimbo, debido a las sucesivas prórrogas en la puesta en marcha de las operaciones de la Sociedad Casino de La Bahía S.A. otorgadas por la superintendencia respectiva, equivalentes a $15.000 millones, aproximadamente.
Además, con Hacienda, se busca que se pueda aprobación un leaseback, por la suma de $20.000 millones sobre inmuebles municipales y adicionalmente la Inyección de recursos por un monto de $3.000 millones, por conceptos de ayuda Covid-19.

Desde SUBDERE, en tanto, la colaboración podría provenir a través de una transferencia de $5.000 millones, para cubrir los compromisos económicos del municipio con el proyecto de edificio consistorial.
Junto a ello, también se persigue que los organismos del Estado condonen las deudas que tiene el municipio.
“Esta crisis nos ha golpeado duro, tenemos también deudas gigantescas por concepto de recolección de basura, tenemos deuda también en electricidad, luz y un sinfín de deudas con acreedores. Esperamos revertir esta situación”, concluyó.