Apicultores en Monte Patria piden apoyo para reactivarse tras afectación de 3 mil colmenas

0
91

Causas de la mortandad se determinará con estudios y análisis que realizará el Servicio Agrícola Ganadero, mientras Indap revisará los mecanismos de ayuda. Dueños de colmenares presumen que el uso de plaguicidas de empresas agrícolas habría provocado los perjuicios y temen eventuales daños a la salud de las personas en localidades aledañas.

Las alarmas se encendieron en la comuna de Monte Patria, provincia del Limarí, por diversas imágenes que circularon con miles de abejas muertas. En un primer recuento, se estiman que unas 3 mil colmenas resultaron afectadas, lo que obligó a las autoridades a moverse rápido para contener los daños, contener el nerviosismo de los productores y anuncias estudios para determinar las causas de la mortandad.

Dada la urgencia, el seremi de Agricultura, Christian Álvarez, visitó a los apicultores en terreno e instruyó a que el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) realice los análisis y exámenes sobre los motivos de las muertes de las abejas, mientras el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) verá los instrumentos de fomento necesarios para ir en ayuda económica y reactivar sus apiarios.
Sin embargo, y mientras los estudios se desarrollan, los apicultores presumen como responsable el uso de plaguicidas que aplicarían empresas agrícolas del sector, y además temen un eventual perjuicio en la salud de las personas que habitan en localidades aledañas, en un radio de 12 kilómetros, desde Huana hasta El Coipo.

Karen López, presidenta de la Mesa Regional Apícola, aseguró que las sospechas provienen luego que las juntas de vecinos exhibieran manuales y calendarios de aplicación de pesticidas y herbicidas utilizados en plantaciones de uvas, las que se vienen realizando durante las últimas semanas. “Estamos seguros que eso es nocivo para nuestras abejas, ya que a lo menos se trata de dos sustancias. Es el uso indiscriminado de esos productos químicos y que son altamente tóxicos para los insectos. Creemos que hay un daño invisible para la salud humana”, indicó.
Agregó que, si bien todos los años existe siempre un margen de muertes de abejas por el uso de los plaguicidas, en los últimos días se han intensificado las perdidas. “Es una situación que nunca se había visto en nuestra comuna, que nos tiene muy angustiados porque nos está afectando”, resaltó.

Los efectos financieros adversos son inmediatos. Explicó que la muerte de las abejas conlleva a mermas en la producción puesto que existen apicultores que vieron perjudicadas unas 800 colmenas. También existen deterioros en el mediano y largo plazo, pues impide la venta de polen y miel, aunque incluyen un eventual daños sociológicos, pues “más allá que se trate de nuestro negocio, esto es lo que nos gusta, es lo que nos apasiona”.
López indicó que evalúan acciones conjuntas entre los nueve productores afectados que están en la Mesa Regional Apícola, mientras el municipio de Monte Patria también les ofreció apoyos, especialmente asesoría legal para efectuar demandas u otras labores legales contra los presuntos responsables.
Asimismo, exigieron la presencia de otros órganos que pueden ser competentes. En esa línea, López consideró oportuno la inspección que pueda desarrollar las Secretarías Regionales Ministeriales de Salud, incluso Medio Ambiente. “Necesitamos certezas y saber cómo seguimos de aquí en adelante”, culminó.