Andrés Nazer, Aguas del Valle y proyecto de planta desaladora:“Vamos a trabajar para reingresar prontamente todas las observaciones e inquietudes atendidas y aclaradas”

0
109

Respecto a los fantasmas de un eventual racionamiento del consumo producto de la escasez hídrica, el ejecutivo de la sanitaria indicó que esa condición se postergó en plazo de un año, condicionado siempre a la ocurrencia de nuevas precipitaciones.

Luego que el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) diera término anticipado a la revisión de los antecedentes del proyecto que buscaba construir una planta desaladora de Aguas del Valle, la empresa reconoció que insistirá en reingresar la iniciativa al sistema, pero subsanando “todas las observaciones e inquietudes” que plantearon los servicios en el fallido proceso.
Con una inversión de US$181 millones, la sanitaria tenía proyectado habilitar una planta en el sector de El Panul de Coquimbo, con objeto de producir 600 litros por segundo (l/s) de agua desalada en su primera fase, con un máximo de 1.200 l/s. 78.000 familias serían beneficiadas en la etapa inicial, especialmente para el abastecimiento de los hogares de La Serena y la ciudad-puerto, además de otras ciudades.
Así lo reconoció a Semanario Tiempo el gerente Regional de la firma, Andrés Nazer, quién explicó que en este momento se encuentran revisando todas las observaciones “que nos hicieron desde los servicios”. “Vamos a trabajar para reingresar prontamente con todas esas observaciones e inquietudes atendidas y aclaradas. Es muy importante ejecutarlo (el proyecto) porque es absolutamente necesario, en una condición de escasez hídrica, donde las fuentes continentales han ido disminuyendo”, mantuvo.
Y agregó: “contar con una fuente distinta, en este caso agua de mar, (es vital) para poder asegurar en este caso el consumo humano a ciudades importantes de esta región”.

Respecto al financiamiento del proyecto, el ejecutivo dijo que existen conversaciones que se resolverán definitivamente cuando la planta esté en proceso de construcción. Cabe recordar que la autoridad ambiental decidió retirarlo de evaluación en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), argumentando reparos por factores medioambientales, pero sobre todo por las observaciones a la presencia de comunidades indígenas.
El primer inconveniente que enfrentó la sanitaria fue por quejas por la incompatibilidad con los instrumentos de planificación territorial. Sin embargo, eso luego fue reparado.
En su segunda arremetida, la empresa presentaba nuevamente un Estudio de Impacto Ambiental elaborado por la consultora Jaime Illanes & Asociados, con experiencia en gestión ambiental e instrumentos de ingreso al SEIA. Pero, tras haber sido admitido a calificación, los distintos Órganos de la Administración del Estado con Competencia Ambiental (OAECAs) comenzaron a evaluarlo técnicamente, en donde 16 organismos presentaron pronunciamientos con observaciones, y solo dos, el Gobierno Regional y la Secretaría Regional (Ministerial) de Vivienda y Urbanismo, se manifestaron “conformes”.

Racionamiento
Durante el primer trimestre de este año habían distintas voces que indicaban de un eventual racionamiento del recurso producto de la fuerte escasez hídrica. Para Nazer, las intensas precipitaciones pasadas permitieron cambiar el escenario inmediato. “Eso fue una situación que se vio hasta julio de este año, porque lluvia no había, prácticamente tampoco nieve en la cordillera, y los embalses estaban bajando a sus niveles mínimos. Hoy, hay nieve en la cordillera y los embalses se están empezando a recuperar, se espera que haya un aumento desde los deshielos, y por lo tanto los embalses aumenten su acumulación de agua”, indicó.
Eso significa que la criticidad para llegar a una suspensión temporal del suministro se postergará por un plazo de un año, condicionado siempre a nuevas lluvias. “En esta temporada la situación está tranquila y asegurada. La próxima hay que ver cómo se comporta. Si bien es cierto, las precipitaciones generaron una tranquilidad, puntual y temporal, ya no existe riesgo de racionamiento como existía en meses anteriores, pero tenemos que abordar esta situación hacia adelante, porque es muy probable que las condiciones hídricas vuelvan a ser como antes”, finalizó.