Sector minero profundiza crecimiento negativo de la economía regional, en medio de incertidumbre y ausencia de estrategias

0
16

Mientras los gremios solicitan acelerar inversiones públicas y privadas por recesión técnica, algunos parlamentarios de la zona lamentan que además de la baja ejecución presupuestaria y el estancamiento de proyectos, las autoridades locales se “niegan” a que la región de Coquimbo crezca y genere empleo.

Fue un golpe duro el que otorgó el Banco Central de Chile, luego que, en un nuevo informe del Producto Interno Bruto por regiones, al segundo trimestre de 2022, la región de Coquimbo anotara una disminución de su economía en torno al 4,0%, incidido especialmente por la minería, dejando a la zona en una recesión técnica.
De acuerdo con la información de la Cuentas Nacionales, el ente rector informó que ni siquiera la incidencia positiva de los servicios pudo compensar el debilitamiento de la productividad local. Así la región de Coquimbo registró dos trimestres a la baja, en medio de ausencias de estrategias de dinamismo financiero, que obligaron a los gremios productivos locales a solicitar mayores compromisos de las autoridades y las críticas de algunos parlamentarios por la baja ejecución presupuestaria y el estancamiento de proyectos de inversión.
Para el seremi de Economía, Nicolás Ledezma, “esta es una cifra que evidentemente no es positiva para la región y que, además, ante el reajuste de las cifras del primer trimestre, implica que durante dos trimestres consecutivos tenemos un decrecimiento en la actividad económica”.
Explica la autoridad sectorial que esta recesión presenta características particulares, ya que la actividad minera cayó respecto al mismo periodo del año anterior entre un 7,5% y un 8%, y hubo descensos marginales en actividades como el comercio o la agricultura, con 0,1 o un 0,2%. “Lo relevante es que no cayó por una bajada en el precio (del cobre), de hecho, entre el primer y segundo trimestre, el valor del metal rojo estuvo sobre los 4 dólares la libra, sino que bajó la producción, y fue por efecto de la sequía, en donde el recurso hídrico impacta en la capacidad, junto con el conflicto que generó en una minera grande de esta región, la mala mantención de sus ductos en la provincia del Choapa, en donde producto de las manifestaciones estuvo 20 días parado”.
De acuerdo al economista, es de esperar que con las lluvias la actividad minera se recupere, ello pese a que el precio del mineral ha disminuido. Sin embargo, si aumenta la producción, mantiene, se debería compensar esta caída, por lo que el sector debería recuperarse en el futuro. Junto a ello, considera que los efectos negativos de la productividad no han implicado una disminución en la generación de empleo. “Al contrario, el último boletín que entregó el INE muestra una gran caída en el desempleo regional, pasamos del primer lugar, que lo tuvimos por cerca de dos años, al sexto puesto, lo que da cuenta que alrededor de 32 mil personas en desempleo versus los cerca de 40 mil que teníamos hace apenas un par de meses”.
Daniel Mas, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC)- sede La Serena, sostiene que estamos frente a una situación alarmante y de extrema urgencia. “El crecimiento negativo de la actividad regional nos golpea fuertemente, que afecta de manera directa a nuestros habitantes, a sus bolsillos, al empleo y al apremio de acceder a necesidades básicas del día a día”. En ese sentido advierte que se requiere “con premura” que tanto la Gobernadora Krist Naranjo, como los estamentos públicos “agilicen y activen los proyectos paralizados que frenan nuestro crecimiento, especialmente aquellas obras de alto impacto social que benefician a miles de personas y que hoy no están contando con la infraestructura y el servicio necesario”.
“Como gremio hemos trabajado arduamente por seguir aportando al crecimiento regional y por generar todas las instancias necesarias para ir superando los factores externos que han influido negativamente en nuestro sector, como es el alza de precios de materiales y la falta de mano de obra calificada. Sin embargo, la falta de certeza jurídica, el estancamiento de proyectos, especialmente en materia de infraestructura pública y privada, y la falta de un real sentido de urgencia para llevar a cabo la ejecución presupuestaria, nos deja en una gravísima posición de la que debemos salir cuanto antes. Una vez más recalcar e insistir que el crecimiento de una región se debe a la inversión, sin ella no avanzamos, y a todas luces requiere seguir trabajando colaborativamente para ello, con liderazgo, voluntad, rapidez y decisión”, precisa.
Marco Carrasco, presidente de la Multigremial de la región de Coquimbo, lamenta “las cifras entregadas por el Banco Central no hacen más que reflejar la cruda realidad que lamentablemente como región no hemos podido mejorar y escalar en ese ranking de crecimiento”. “Creemos que hace falta una estrategia de desarrollo regional potente que pueda resolver dicha problemática, de esta manera nuestras autoridades podrán tomar decisiones, empujar y destrabar proyectos que están paralizados para esta forma promover inversiones tanto públicas como privadas”, agrega.
El dirigente gremial afirma que “el desafío para la región de Coquimbo y sus autoridades es inmenso, y espera que prontamente se vean reflejadas en acciones potentes, eficaces y que se establezcan condiciones positivas para la inversión. La minería, la construcción, la agricultura o la pesca son actividades vitales para la región y que debemos seguir impulsando para salir de esta difícil situación”.
En esa línea, el diputado y ex intendente Ricardo Cifuentes añade que “si a esto le sumamos el gasto público y cómo ha ido creciendo en la región, también hay que preocuparse de los otros factores que tienen que ver con la gobernabilidad, y en eso estamos muy débil”, afirma. En una línea similar, el senador Matías Walker, dijo que si la región de Coquimbo no está creciendo y no está generando empleos es porque tiene autoridades “que se niegan a que la región crezca y que genere empleo, y más bien creen en la teoría del decrecimiento económico, de lo contrario no se entiende que tengamos la ejecución presupuestaria a nivel regional más baja de todo el país, o que tengamos proyectos de inversión de miles de millones de dólares atrapados en burocracias”.
“Llegó la hora que cada cual asuma su responsabilidad por las decisiones o la falta de ellas que adopte”, culminó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here