Programa Masmar busca aporte de $70 millones para continuar trabajando en economía circular

0
20

Mousse de Ostión, paté de machas, colágeno de jibia y salsa de camarón son algunos de los productos generados en la región para aprovechar los productos pesqueros en su totalidad, disminuyendo los residuos, un trabajo al que se suma el reciclaje de cuerdas, bollas y redes de pesca.

Desde el trabajo de diagnóstico iniciado en 2016, el programa MASMAR ha generado importantes avances en materia de articulación público-privada, sostenibilidad e innovación en el sector pesquero y acuícola de la Región De Coquimbo. Un proceso que ha sido acompañado y financiado en parte con recursos del Gobierno Regional, aprobados por el CORE, cuyos resultados hasta ahora fueron presentados en detalle ante la comisión de Fomento Productivo del cuerpo colegiado.
Productos nuevos y llamativos como salsa de camarones y langostinos, snack de ostión, bioestimulante agrícola, tinta de jibia para uso gourmet, además de distintos productos generados a partir del reciclaje de cabos, boyas y redes de pesca son parte de un trabajo que busca aprovechar la mayor parte de los productos extraídos del mar, disminuyendo los residuos y descartes y, con ellos, el impacto medioambiental de esta tradicional actividad. Un trabajo que además apunta a la creación de prototipos de productos generados de desechos orgánicos e inorgánicos del sector pesca y acuicultura.
Justamente para continuar con su misión, MASMAR busca un cofinanciamiento de $70 millones anuales, considerando entre 2023 y 2025, con el fin de aumentar la cobertura territorial con énfasis en la pesca artesanal y su avance hacia la economía circular; el reciclaje y la reutilización en materia orgánica y de residuos plásticos; además de la generación de un plan de difusión de economía circular y sostenibilidad en la pesca artesanal.
“Hoy los consejeros regionales están viendo materializado este trabajo. El programa ha crecido y es orgullo nacional y de Latinoamérica, con proyectos de economía circular que nacieron acá y que hoy recorren América; la primera pesquería certificada de crustáceos, nacida en Coquimbo, y que hoy se ha recertificado. En esta tercera etapa queremos incorporar más a la pesca artesanal en economía circular, además de posicionar el tema de la seguridad alimentaria”, detalló el presidente de MASMAR, Osciel Velásquez.
Un importante aporte al cuidado y protección del medio ambiente, considerando que de 14 mil toneladas de residuos pesqueros que van al vertedero de Coquimbo, durante el último año y medio el sector pesquero logró revalorizar 2.000 toneladas a través de nuevos productos. Por lo mismo, la consejera Castillo señaló que “nosotros les vamos a dar el apoyo, porque aquí vemos algo que se logra de muy buena manera”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here