Pablo Zamora, Fundación Chile: “Queremos que la corvina sea un salmón 2.0”

0
15

La Fundación Chile es una organismo público-privada y que este jueves celebró su aniversario número 46. En la región el organismo tiene el centro de cultivo de corvina en Tongoy.

Pablo Zamora, presidente de Fundación Chile visitó el Centro Acuícola Tongoy (CAT) para dar a conocer los avances de las iniciativas que se desarrollan para diversificar la acuicultura nacional, dinamizar la economía de la macrozona norte y enfrentar la crisis alimentaria y el cambio climático.
La Fundación Chile es una entidad público-privada que está orientada al desarrollo de políticas públicas además de desarrollo de proyectos en el área de la innovación orientadas al desarrollo económico, ambiental y social del país, “es bien relevante y ha estado vinculada a la industria del salmón, del arándano, la generación de la primera empresa de energía solar, con la finalidad de usar el conocimiento en acciones impacten en Chile” sostiene su presidente.
Agrega que para la fundación es un hito trascendental, “cumplimos 46 años y estamos recordando este día desde regiones, acorde al mandato descentralizador del Gobierno de Chile: La misión que emprendemos aquí desde Tongoy es consolidar una especie que es endémica, con el aprendizaje de la industria del salmón. Queremos que la corvina sea un ‘salmón 2.0’”.
Sostiene que “la Fundación ha sido bien activa en el desarrollo de la economía, pero ahora se requiere una mirada más integradora y ojalá descentralizada con fines de poder reconocer las vocaciones de los territorios y vinculador con la academia, los centros de pensamiento, la industria, el sector público”.

En cuanto al sector acuícola, señala que “creemos que este que es el tercer sector de la economía del país, debe ser potenciado y que involucre a los territorios, y de estas nuevas especies creemos que las condiciones geográficas de Chile favorecen para poder sofisticar la matriz de producción acuícola y creemos que usando el conocimiento y la tecnología podemos domesticar especies endémicas como es el caso de la corvina para no necesariamente traer de otros territorios que sean más susceptibles a daños ambientales”.
En la oportunidad en la que participaron representantes de la comunidad local, del mundo público y privado se presentaron las iniciativas que se desarrollan en el Centro Acuícola, tales como el Programa Corvina, que en Tongoy tiene centralizada la mantención de reproductores y producción de juveniles, y la producción de semillas de moluscos (ostiones y ostras), destinadas a la exportación y al abastecimiento de programas de acuicultura de pequeña escala (APE) que se realizan en distintas zonas del país.

El centro acuícola
El centro acuícola tuvo sus primeras instalaciones en 1978 y desde entonces ha contribuido a posicionar a Tongoy como un epicentro de la actividad acuícola en el norte de Chile, de la investigación aplicada y el desarrollo de innovación tecnológica.
En el Centro Acuícola Tongoy se generó la tecnología para la producción de semillas de ostra japonesa, un producto exportado por la filial Cultimar principalmente a Canadá, pero que también ha posibilitado el desarrollo de iniciativas de Acuicultura de Pequeña Escala tanto en la región como en el sur del país. Además se dio inició a los estudios en corvina, los que dieron paso al Programa Corvina, desarrollado con el apoyo de Corfo el que busca diversificar la acuicultura nacional a través de una especie nativa, generando una actividad productiva ambiental y socialmente sustentable.
“Cuando Chile tenía una economía cerrada, esta organización asumió el riesgo de generar industrias demostrativas para impulsar el desarrollo del país, como es el caso de la salmonicultura”, señala el presidente de Fundación Chile haciendo un poco de historia.

Respecto a los desafíos destaca que “tenemos que ser capaces de relevar esta actividad para tener una acuicultura sostenible. Queremos impulsar este centro acuícola para convertirlo en un hub de transferencia tecnológica para la región y la zona norte. Creemos que el norte puede aportar entre 5 a 10 especies a la acuicultura nacional en los próximos veinte años. Pero no lo podemos hacer solos, así como tampoco puede la Corfo sola. Tenemos que vincularnos y convertirlo en una iniciativa país”.
Actualmente la tecnología para el cultivo de la corvina está validada y se apronta a iniciar el escalamiento. A la fecha se han cosechado 8,5 toneladas de corvina 100% de origen acuícola. 5 toneladas correspondientes al centro de Tongoy y 3,5 toneladas correspondientes a engorda en mar en Iquique, las que serán distribuidas en la Red Horeca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here