Con maniquíes robots, Universidad Central recrea experiencia del parto y movimientos iniciales de un recién nacido

0
21

Las inversiones realizadas en el área de la casa de estudios superan los $400 millones. Su objetivo es la formación de los futuros profesionales de la Salud, a través de la imitación de aspectos esenciales de una situación clínica, con el objetivo de entender y gestionar una práctica real, comprender las acciones humanas, con experiencias de simulación gratificante y útiles para promover el autoaprendizaje.

Maniquíes robots de alta tecnología que permiten recrear la experiencia del parto, adquirió el Centro de Simulación Clínica (CSC) de la Universidad Central en la Región de Coquimbo, para el entrenamiento en procedimientos complejos, en el marco de la formación de los futuros profesionales de la Salud.
“Victoria”, el simulador de parto más avanzado es inalámbrico y autónomo, operativo desde una Tablet o laptop que incorpora un software materno – fetal – neonatal. Permite la atención del alumbramiento normal, cesárea y también de emergencias. En tanto, el “Súper Tory” es un muñeco que representa a un bebé, que posee movimientos respiratorios, llora y gruñe y su piel cambia de coloración, según su estado y en escenarios en que se presentan problemas respiratorios. Está desarrollado para enfrentar las distintas situaciones relativas a la atención del recién nacido.
Ambos fantomas se suman al moderno equipamiento que ya posee la sede, con elementos tecnológicos e interactivos que representan características muy reales. De esta forma, se favorecen los procesos de enseñanza y aprendizaje, que involucran tanto la tecnología como la interacción humana.

Daniela Goretta, directora de la carrera de Obstetricia y Puericultura, única en la región, destacó la importancia de contar con estos elementos para fortalecer la formación de los futuros profesionales del área de la salud. “Significa poder escenificar distintos tipos de parto para que los estudiantes puedan adquirir las herramientas para resolver urgencias obstétricas o alguna otra patología”.
Las inversiones realizadas en el Centro de Simulación Clínica de la Universidad Central en la Región de Coquimbo superan los 400 millones de pesos. Su objetivo principal es imitar aspectos esenciales de una situación clínica, con el objetivo de entender y gestionar una práctica real, comprender las acciones humanas, con experiencias de simulación gratificante y útiles para promover el autoaprendizaje.

Actualmente, en el centro se realizan actividades de Docencia, capacitaciones, vinculación con el medio e investigación; además cuenta con certificación internacional AHA (American Heart Association) en reanimación cardiopulmonar, con profesionales de la Universidad Central con formación en esta área.
Desde su implementación en el año 2019, ha ido evolucionando a través de instalaciones y nuevos implementos tecnológicos y audiovisuales, permitiendo un aprendizaje interactivo y de retroalimentación, con salas espejos de hospitalización de cuidados adultos, pediátrica y neonatal, sala de parto integral, salas de destrezas, salas de briefing, boxes de atención primaria de salud, salas para evaluación kinésica, nutricional y de terapia ocupacional.

La Coordinadora del Centro, Alejandra Arancibia, explicó que “los escenarios de aprendizaje basados en simulación brindan a los estudiantes la oportunidad de analizar, en un entorno realista sin riesgo para los pacientes ni para ellos. Eso permite reflexionar, evaluar contenidos y enfrentar situaciones asociadas a su quehacer profesional, considerando aspectos de calidad y seguridad en la atención”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here