María Inés Figari, (SAN): “Prácticamente, el 50% de las tierras cultivables de la región de Coquimbo se están dejando de plantar”

0
31

Problemática por la escasez hídrica compromete a unos 30 mil trabajadores y se suma, dice la dirigente gremial, a las dificultades en el transporte marítimo con cargas que demoran hasta 40 días para llegar a Estados Unidos. También repasa algunas propuestas del proceso constituyente y las nuevas autoridades.

“Aquí hay un problema serio, producto de la sequía, que se está siendo insostenible”, dice María Inés Figari, presidenta de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN) a Semanario Tiempo, a raíz de la dura escasez hídrica que afecta a la región de Coquimbo.
La problemática natural -que castiga a unos 30 mil agricultores-, el proceso constituyente, la llegada de nuevas autoridades y el encarecimiento del tráfico naviero son las mayores urgencias que atiende por estos días el gremio, en medio del término de la temporada exportadora de uva y el comienzo de los envíos de los productos cítricos.

  • ¿Se plantea que comenzarán a realizar reuniones provinciales para analizar la sequía?
    “Nos preocupa porque hay gente que está quedando cesante, que lo ha perdido todo. Son chicos y grandes (productores), están quebrados. Prácticamente, el 50% de las tierras cultivables se están dejando de plantar. En algunos casos y sectores, es el 100%. Afecta a distintos productos, no solamente frutas, sino hortalizas”.
    El 07 de abril, los productores y abastecedores de agroalimentos como hortalizas, frutas, lácteos y carnes, representantes de asociaciones de canalistas y juntas de vigilancia, entre otros, participaron de una manifestación frente a la Convención Constitucional, en las afueras del ex Congreso Nacional. El objetivo fue expresar la preocupación que ha generado la votación de normas relacionadas al agua y los alimentos que propone la comisión de Medio Ambiente al Pleno de la Convención, sin haber considerado las opiniones de la agricultura.
    “Tenemos que levantar nuestra voz, porque, al final, parece que otras personas dirigen lo que necesitamos. Se están haciendo propuestas que son distintas a la realidad de la región, y eso me preocupa. Está en peligro no solamente el agua para tomarla, sino la alimentación. La Cuarta Región es prácticamente la feria del resto de Chile, se dan todos los productos, sin embargo, no se toman en cuenta las necesidades de la gente. Pedimos reuniones y a la fecha no se nos dio nunca la oportunidad de hablar”, recalca Figari.
María Inés Figari, presidenta de la Sociedad Agrícola del Norte.

-Y esas disposiciones ¿cómo afectan?
“Nuestra geografía hace que la gente vive y trabaja en el campo. Una persona de Cochiguaz no puede venir a trabajar, todos los días, al mall de La Serena. Pasaría lo mismo con una persona de Tulahuén que vaya a Ovalle. Lo que piido es que tengamos la capacidad de escucharnos. Esto se supone que era la casa de todos y hoy está quedando en manos de unos pocos, y preocupa”.

Exportaciones a EEUU triplicaron tiempos de viaje
Durante esta entrevista, la presidenta de la SAN había sostenido, previamente, una reunión en el puerto de Coquimbo. El alto tráfico naviero auspicia un positivo fin de la temporada de exportación de uva a Estados Unidos, en medio del inicio de otro período para los envíos de un producto que se ha posicionado en la región, por el alto consumo de los mercados asiáticos: los cítricos.

-¿Cuál es el balance y proyecciones que se podrían hacer de esas temporadas?
“Todavía no tenemos los resultados para ver con certeza lo que se produjo en la región porque se trajo otra fruta (de otras zonas del país) para acá. Estamos definiendo y los próximos días podríamos decir cuánto fue lo que se exportó”.

-Perfecto, ¿y cómo cree que será esta temporada para limones y mandarines?
“La fruta se queda chica y la que está en los árboles no cumplen los requisitos para ser exportable. Así que, hasta el último momento, no vamos a saber con cuánto vamos a contar”.

-¿Cómo ha manejado el alza en los costros del transporte naviero?
“El costo del transporte es la base de nuestro negocio exportador. Pero, lamentablemente, es un problema mundial que no está en nuestras manos poder solucionarlo. No hay mano de obra para las grúas que bajan la mercadería de los barcos, o sea, el equipo no cumple con los números que necesita para hacer la maniobra, y se demora. Para dar una idea, llegar a Estados Unidos demorábamos 12 días, hoy se ha llegado hasta 40 días”.
En otro tema, ustedes felicitaron la llegada de las nuevas autoridades (Secretarios Ministeriales)
“Ellos deben tomar conciencia de sus cargos. Hay gente joven que siempre tiene buena disposición y, además, está con la mente abierta para hacer propuestas buenas. Creo en los jóvenes, porque pertenecen a un mundo que ya no es de nosotros. Pero hay que hacer propuestas desde el conocimiento y no que se impongan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here