Nuevo Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas: De Noruega a Coquimbo, Javier Sandoval: “Allá el rol del Estado es preponderante y eficiente, acá ayuda al privado cuando está en crisis”

0
31

Si bien se adentra en las iniciativas y áreas urgentes de la región de Coquimbo, como la nueva concesión de la Ruta 5 Norte, o el túnel de Agua negra, incluso la crisis por el déficit hídrico, sin embargo, en su primera entrevista con Semanario Tiempo, quizás sorprenda su vinculación con la zona y ayude a entender el rol del Estado en uno de los países con mayor “bienestar social” del mundo.

Javier Sandoval (39) es ingeniero Civil de la Universidad de Chile, Máster en Geotecnia de esa misma casa de estudios y Máster de la Ciencias en Desarrollo Internacional de la Universidad de Ciencias de la Vida de Noruega. Por ello, no era de extrañar que se desempeñara en la agencia estatal responsable de las carreteras públicas del país nórdico, pero su inquietud social como estudiante y militante del Partido Comunista, además de su experiencia profesional, causaron un quiebre que lo empujó a ser el nuevo Secretario Ministerial de Obras Públicas en la región de Coquimbo.
La llamada al cargo fue del propio titular de esa cartera, Juan Carlos García, promovida por “cercanos” que le habían adelantado una posibilidad real para acceder a él. El cambio fue drástico, por sus amistades, cercanos y su propio trabajo, cuenta. Por eso, esta semana ha intentado interiorizarse rápidamente en los temas relevantes de la zona, a la vez de saludar a los más de 300 funcionarios que posee la repartición local del “MOP”.
“Fue un honor ser considerado y posteriormente elegido, pero no puedo negar que fue muy desafiante. Quizás habría sido más agradable la transición de haber estado viviendo en Chile”.

¿Cuál es su vinculación con la región?
“Venía muchos veranos de vacaciones con mi familia y estuve a cargo de los trabajos voluntarios en Canela, en 2006. También vine por giras de estudios y conozco Andacollo y Vicuña. Soy amante de la astronomía”.

De Noruega a Coquimbo
Sandoval se especializó en Noruega en una ciudad distante a 40 kilómetros de Oslo. Luego, definitivamente emigró a la capital donde se desempeñó realizando trabajos y análisis de resistencia, tolerancia y carga de los suelos en la fase de construcción de los proyectos. Siempre consideró ese país, porque además de ejercer profesionalmente, “es interesante de analizar cómo en esa sociedad, el rol que cumple el Estado es preponderante y eficiente. Acá hay muchos críticos del Estado porque no quieren que participe en nada, solo resuelva crisis, y ayude al privado cuando está en problemas y allá en Noruega, no, porque el Estado tiene un rol activo y genera esos hermosos efectos en la sociedad. Son un ejemplo mundial que el Estado puede hacer más”.
Relata que la participación del Estado noruego no solo está en la regulación y creación de normas, sino también en la participación de la propiedad de las empresas, incluso en las decisiones que adoptan los privados en sus inversiones. Ello, precisa, “es necesario para desarrollar la sociedad”.
“Acá somos un Estado subsidiario y allá no lo es. En Noruega, el Estado influye en el sector privado para decirle dónde tiene que invertir”, comenta.
En ese sentido, Sandoval no esconde la importancia que tienen para él los temas medioambientales y, justamente por eso, quiere hacer en Coquimbo mayores mecanismos de participación ciudadana en la concreción de las iniciativas locales, en las diversas áreas claves de la región: “porque sé que muchas veces, y por diversos motivos, se dejan de lado, toda vez que escuchar opiniones de la gente y sin ellos, no nos sirve. Quiero tratar de ayudar a implementar mecanismos para que la opinión de la gente cuente, que sea considerada”.

En cuanto a la concesión de la Ruta 5 entre Los Vilos y La Serena, subraya que “es un proyecto enorme, de muy alto costo, y me estoy interiorizando. Me junté con la seremi de Transporte (Alejandra Maureira), de quien recibí sus inquietudes y las comparto. Le conté que, en Noruega, la empresa de vialidad en la que trabajé depende del ministerio de Transporte, entonces es fundamental que nosotros trabajemos siempre de la mano”.
En cuanto al tema de escasez hídrica, sentenció que “tenemos la oportunidad como región de mostrarle no sólo a Chile, sino que también al mundo, cómo nos adaptamos al cambio climático y cómo mitigamos y aprendemos a ser más amistosos con el medio ambiente. Si tenemos poca agua aprendamos a utilizarla con conciencia y no sólo la gente, sino que especialmente las empresas que usan mucha más agua y cuyo impacto generan un daño mayor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here