Sentido de urgencia

0
13

La llegada de nuevas autoridades la hemos vivido muchas veces. A ratos se siente como un mal sueño. Todos provenientes de diferentes ámbitos con distintas experiencias y sensibilidades que deben tomarse un tiempo (razonable) para conocer la complejidad de esta gran región, que tiene siempre diferentes flancos y problemas abiertos.
Ocurre que en los últimos meses, en la región y en el país estuvimos muy distraídos con la coyuntura política del momento, con la pandemia, con las elecciones y los cambios profundos que se anuncian, pero, mientras tanto, los problemas locales han seguido avanzando y ahora se encienden todas las luces de alerta por lo que no se ha hecho en años anteriores.
Hablamos específicamente y en primer lugar, de la sequía. Y es de esperar que la autoridad no demore mucho en hacer los diagnósticos y rápidamente se empape (por paradojal que sea el término) de las distintas iniciativas, ideas, estudios, que existen desde hace muchos años ya y comience a tomar medidas contingentes para la emergencia, pero también con mirada de largo plazo.
Por lo pronto, es indispensable escuchar a los investigadores, a los productores (especialmente agrícolas y mineros), a los alcaldes. Pero eso ya. Ayer. Es urgente.
En este sentido es bien valorado que el nuevo seremi de agricultura, Hernán Saavedra, sea de nuestra región y con experiencia en evaluación ambiental de CONAF, porque al menos ha escuchado de primera fuente gran parte de la discusión pública y debe conocer a los actores locales.
Además de la sequía, evidentemente educación y el regreso de los estudiantes y la salud pública en pandemia, están en primera línea y aparentemente en muy buenas manos. Y aunque debería ser prioridad llama la atención que todavía no haya nadie en el cargo de economía, dada la necesidad de reactivar con fuerza el trabajo y dar señales en ese sentido.
Finalmente, con el regreso paulatino a la rutina pre-pandemia ha surgido otro problema dramático en el transporte y la conectividad en todas las ciudades. Ahí se debe ser creativo, práctico, y ojalá no esperar los tiempos de servicio público para construir avenidas, sino ser proactivo para generar los cambios de hábito en la población.
No nos cansaremos de reitrar en este espacio, sobre la necesidad de construir la nueva estrategia regional de desarrollo. Una hoja de ruta. Planificación básica, pero que hoy no existe.

Victor H. Villagrán
Editor Semanario Tiempo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here