Cristian Baquedano, CRDP: “Lo mejor que nos podría pasar es que llueva y lo peor es que con esa lluvia la gente se olvide de la sequía”

0
25

En entrevista con Semanario Tiempo, el encargado del Eje de Recursos Hídricos de la Corporación de Desarrollo Productivo (CRDP), Cristian Baquedano, explica como desde el organismo están trabajando para hacer frente a la sequía en donde sostiene que el foco está puesto más en el mediano y largo plazo.

Durante el año 2015 la situación hídrica en la región de Coquimbo presentó mínimos históricos en caudales superficiales y acumulación de agua en su red de embalses, situación que se ha acrecentado con el correr de los años.
En ese sentido, el ejecutivo del Eje de Recursos Hídricos de la CRDP, Cristian Baquedano, quien es ingeniero civil industrial, experto en temas hídricos y miembro del Comité Técnico Científico del Agua, detalla el trabajo que está desarrollando el organismo por medio del Directorio Regional del Agua y su equipo de gestión, en donde apuntan a una mirada en el mediano y largo plazo, que busca potenciar las alianzas y sinergias, entre la institucionalidad pública, privada y la academia.
“La emergencia la ve el gobierno regional y nacional, ellos son quienes tienen los recursos para paliar la sequía inmediata, nosotros como CRDP, si bien colaboramos con esas acciones, nuestro foco está puesto más en el mediano y largo plazo” sostiene.
Relata que a través de equipos de trabajo vamos generando planes de acción que buscan encontrar las mejores acciones para mejorar los balances hídricos en las cuencas, esto junto con distintos sectores privados, públicos y con la academia, “se busca que la oferta y la demanda vaya siendo más equilibrada, buscando medidas que sean más sustentables en la provisión de agua tanto para el consumo humano como para los distintos sectores productivos”.

“Para eso nos articulamos con las distintas universidades como ULS y su equipo PROMRA, el Inia local, la UCN, el Ceaza y distintos sectores, y también con los administradores del agua, que son las juntas de vigilancia, las asociaciones de canalistas, y los APR” agrega.
Fue durante el año 2012 cuando se logró conformar un equipo regional, y el año 2014 con distintos especialistas lograron conformar una estrategia regional de recursos hídricos, y en base a eso, han hecho su desarrollo técnico-científico, lo que dio paso a un software que permite hacer planificación hídrica.
“Esto quiere decir que en las distintas cuencas de Elqui, Limarí y Choapa, hay un software que simula la interacción entre las aguas, tanto superficiales como subterráneas, y ahí podríamos decir lo que pasaría si instalamos otro embalse, como nos afecta a la provisión de agua global, y eso es hacer planificación territorial hídrica” explica.
Agrega que “las aguas subterráneas son reservas importantes que tenemos y deben ser gestionadas, un buen ejemplo es el acuífero de Pan de Azúcar, que es un repositorio de agua de más de 100 millones de metros cúbicos, lo mismo que Elqui bajo, que está en el sector de Alfalfares”.
“Hace más de 10 años el equipo ha desarrollo estudios y proyectos, que están disponibles para que la autoridad política pueda tomar las acciones”señala.
A su juicio, “habría que mejorar la interacción entre los estudios que existen y las medidas que se van tomando, tal vez más con programas que duran tres o cuatro años que con proyectos, para tener un real impacto”.
A modo de ejemplo, señala que hay un estudio para desarrollar una desaladora y compara con el uso de agua residual que se bota en La Serena y Coquimbo, “esa información está disponible y resulta que escuchamos a Andrés Nazer (gerente regional de aguas del Valle) que capaz que nos quedamos sin agua a uno o dos años para la ciudad, entonces, cómo se entiende que hay información disponible hace más de ocho años y estemos recién pensando en la acción inmediata o paliativa”.
“Deben aprovecharse mejor los estudios y las capacidades de que hay” puntualiza.

Pensar y planificar a mediano y largo plazo
Baquedano sostiene que “para todos ha sido ha sido sorpresivo el avance del cambio climático, el calentamiento global encuentro que ha sido mucho más brutal de lo que uno pensaba, estas condiciones de falta de agua y de sequía son más permanentes por lo que empezamos a ser zonas semi áridas, por lo que tenemos que acciones para que no sean tan vertiginosas”.
Por lo que desde CRDP han impulsado la visión de mediano y largo plazo así como también la gestión territorial, “si una comunidad ve que su agua se va a reducir en un tercio, no puede seguir teniendo la misma producción agrícola”.
“Estamos luchando contra algo que no podemos cambiar, en el sentido que no podemos hacer que llueva o más o caiga más nieve, pero sí podemos ser más eficientes en el uso del agua, una agricultura que agregue valor, desde esa perspectiva la CRDP tratamos de trabajar con las cooperativas, búsquedas de comercialización” añade.
A juicio del especialista, “lo mejor que nos podría pasar es que llueva y lo peor es con esa lluvia la gente se olvide de la sequía”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here