Greenpeace critica duramente conciliación citada por la Corte Suprema: “es un lavado de imagen”

0
23

Según la organización, más de 100 mil personas han solicitado la invalidación de Dominga ante el Servicio de Evaluación Ambiental, y que de acuerdo a la Encuesta Urgencias Ambientales para Chile 2022, publicada por ellos mismos, el 85% de los chilenos está radicalmente en contra de su ejecución.

No son parte de la controversia que la Corte Suprema busca llevar adelante por el caso Dominga, pero se hacen sentir. Y es que fuertes críticas mantuvo Greenpeace Chile al proceso de conciliación convocado Corte Suprema, en el marco de los recursos de casación presentados por opositores al proyecto minero portuario Dominga, en contra de la decisión del Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta (1TA), los que no pasaron desapercibidos.
Ello, pues el advenimiento, a juicio de la organización, ha recibido múltiples críticas, debido a que se podrían buscar acuerdos sobre el proyecto ajenos y externos a la evaluación ambiental regular.
Ante este escenario, donde la Tercera Sala de ese tribunal, Greenpeace señala que “este proceso de conciliación es la legitimación de un ilícito a costa del medioambiente”. “Lo que estamos presenciando es una operación de lavado de imagen para mantener vivo un proyecto nefasto en una zona donde vive una buena parte de la población mundial de pingüinos de humboldt, es una zona única de riqueza y alimentos para la vida marina en la que conviven especies endémicas y diversos tipos de ballenas”, sostiene Matías Asún, director de la ONG.
Agrega que Dominga no es viable, puesto que es posible conciliar algo que no afecta únicamente a esas partes, sino que al medioambiente y a todos. “La construcción del proyecto portuario y minero Dominga generan efectos que no son mitigables”, enfatiza.
Tanto esta extraña e inédita conciliación judicial, advierte, como la reciente declaración de área protegida, sin dar de baja el proyecto no hacen más que demostrar que los intereses detrás del proyecto, los que “siguen operando maquinando para abrirle camino a un crimen ambiental que en la práctica será la sentencia de muerte del archipiélago de Humboldt”, mantiene.
Según Asún, “todos hemos visto las irregularidades y escándalos de corrupción que se han dado durante todas las tramitaciones del proyecto Dominga y esta es una más. Es un proyecto cuyos objetivos han hecho todo lo posible para que no se proteja el medioambiente y aun así sigue la evaluación con antecedentes obsoletos y caducos”.
En ese sentido, resalta que más de 100 mil personas han solicitado la invalidación de Dominga ante el Servicio de Evaluación Ambiental, y que de acuerdo a la Encuesta Urgencias Ambientales para Chile 2022, publicada por ellos mismos, el 85% de los chilenos está radicalmente en contra de su ejecución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here