Cristián Gallardo, gerente rutas 43 y Ruta 5: “La accidentabilidad ha crecido enormemente en la región de Coquimbo, llama la atención y es una preocupación…”

0
25

Ejecutivo espera una mayor integración entre las instituciones y actores que intervienen en los siniestros vehiculares para actuar en bloque y con mayor profesionalismo.

El 2021 será uno de los años para el olvido en materia de accidentes de tránsito en la región de Coquimbo. En total, 110 personas fallecidas, esto es 40 vidas más perdidas que el 2020, que coronan una lamentable alza del 57% en los periodos comparados.
Las cifras son dolorosas para las familias de los afectados y para quienes desgraciadamente resultaron lesionados sin tener culpa alguna. Pero además para las autoridades e instituciones locales -especialmente Carabineros-, y para los datos locales, ya que es el número más alto de muertes de las últimas dos décadas. Eso, al menos en el reporte de Siniestros de Tránsito y Víctimas de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, CONASET (Ver recuadro).
Una realidad que no escapa a los privados. Entre ellos, los concesionarios de las rutas de la región. “No podemos ser un actor que no colabore, donde efectivamente el incremento en este tipo de accidentes, con causas fatales, se ha venido acrecentando de una manera increíble”, dice el gerente General de las rutas Algarrobo (La Serena-Vallenar) y Limarí (Coquimbo-Ovalle), Cristián Gallardo.

¿Cómo puede ir colaborando los privados en esta materia?
“Esto hay que pararlo como sea, concientizando a los usuarios y a los conductores, desde el vehículo menor, al de transporte de carga y de público; a estar atentos a las condiciones físicas del tránsito, respetar las normas y leyes. Pero también a cuidar a los vehículos, que cumplan las condiciones mínimas mecánicas, porque los accidentes han ocurrido por falta de esas condiciones, desprendimientos de cargas que van mal estibadas, que generan una cadena de accidentes a los vehículos que van hacia atrás”.

La Ruta era conocida como “la ruta de la muerte”, ¿Cómo cambia con la llegada de la concesión?
“Nuestra concesión llegó para resolver un problema que existía anteriormente, sobre todo en el sector de la cuesta Las Cardas. La concesión resolvió esos problemas, la accidentabilidad ha bajado, es más seguro transitar, se minimizaron los tiempos de viaje. Sin embargo, este último tiempo, estamos muy preocupados, porque en esta ruta, el nivel de accidentabilidad se ha incrementado en cantidad, llegando a niveles casi de inicio de etapa de construcción, y eso es preocupante”.
Eso en cifras…
“Posterior a la etapa de construcción de la nueva doble vía, los accidentes cayeron en más de un 70%, muy concentrada en tramos, principalmente en el área de peajes. Son conductores que llegan distraídos, que se les cae el celular, las monedas, o no están preocupados, y logra accidentes, muy leves, colisionando con la estructura del peaje o la parte posterior de los vehículos que lo anteceden. Llama la atención que hay otros accidentes graves, con muertos, de motociclistas y por el exceso de velocidad, y esos se concentran entre el peaje Las Cardas y Coquimbo”.

¿Y los datos reflejan esa alza?
“Ese es el nivel de accidentes que logramos disminuir en un 70% en la etapa de construcción, hoy lo estamos perdiendo y nos estamos acercando entre un 20 a un 30%. La accidentabilidad ha crecido enormemente en la región de Coquimbo, llama la atención y es una preocupación de Carabineros y nosotros no podemos estar ajenos y poder colaborar en este tipo de campañas.

¿Cómo pueden colaborar los privados en la materia?
“Llegué a la zona a inicios del año 2019, y desde ese entonces, en un periodo de adaptación, aprendí el comportamiento de nuestras rutas y de nuestros usuarios. Si bien somos un concesionario a cargo de la ruta, somos los responsables número uno de su conservación y nuestro enfoque es brindar el máximo de seguridad a nuestros usuarios, que lleguen sanos y salvos a su punto de destino”.

¿Existe acercamiento con las autoridades?
“Queremos ser un actor importante en la colaboración de Carabineros, sobre todo con la SIAT de Carabineros, de manera de interactuar en procedimientos que permitan garantizar la investigación de los accidentes, resguardando el espacio de la investigación, alejar a la gente que se acerca a mirar y encargarnos del tránsito expedito, siempre cuando así Carabineros nos permita. Y como concesionario me interesa lograr una integración, que podamos participar en comités de emergencias, estar preparados ante situaciones que pueden ocurrir, como, por ejemplo, accidentes de gran envergadura en las cuestas con vehículos de sustancias peligrosas. Y por ello tenemos que participar con Carabineros, las ambulancias, bomberos y las autoridades, para que podamos atender la emergencia como un bloque y con profesionalismo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here