Estiman que unas 2 mil familias están en lista de espera para una vivienda social en La Serena y Coquimbo

0
23

Este mes debería realizarse una nueva reunión con representantes del Ministerio de Vivienda, el Gobierno Regional de Coquimbo y el delegado Presidencial, por lo que llaman a grupos de otros territorios de la región a sumarse. De todas formas, destacan buenas “voluntades” de las autoridades.

La cifra es preliminar, pero surge de los primeros pasos de coordinación de los Comités de Vivienda de La Serena y Coquimbo, y reuniones posteriores con autoridades. Lo cierto es que es-timan que unas 2 mil familias están en “lista de espera” para acceder a una solución habitacional en ambas comunas.
Según Mónica Garcés, coordinadora de los Comités de Vivienda en Coquimbo, que congrega a 13 grupos, se tratan en su mayoría de personas, familias, parejas y adultos mayores, entre otros, que vienen movilizándose desde agosto, primero para alcanzar visibilidad, luego para concretar citas con autoridades. “Hicimos una reunión el 9 de septiembre, a través de Ley del Lobby, donde me encargué de mandar un correo al Consejo Regional, a la Gobernadora, al delegado Presidencial, concejales de La Serena y Coquimbo para que pudieran presentarse”, explica. Y salvo la ausencia de la Gobernadora Regional, Krist Naranjo, la cita fue considerada positiva. Cinco días después pudieron juntarse con Naranjo.
“Quiero hacer un llamado a todos los Comités que están esperando a que se junten con nosotros. Ojalá pudiéramos llegar a Limarí y Choapa. Estamos haciendo un esfuerzo a las personas para que se agrupen en comités, porque si postulan de forma individual, es más difícil adquirir la vivienda porque no hay fundaciones o entidades que las acojan”, grafica.
De acuerdo a Garcés, existen solicitudes que llevan esperando entre 5 o 7 años una casa. Según explica, al iniciar el periplo por una vivienda social, el interesado debe formar un comité o adscribirse a uno, luego buscar una entidad patrocinante, además de un terreno. “Prácticamente nos dejan solos y tenemos que buscar la alternativa. Por eso, les propuse que se hiciera un estudio de suelo para empezar a trabajar con (la seremi de) Bienes Nacionales y la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) para visualizar los terrenos disponibles, que sean fiscales, para así entregar-los para viviendas sociales”, dice.
Pese a ello, consideran que las autoridades han mostrado “buena voluntad”. Este mes debería concretarse una nueva reunión.

Diferencias
Uno de los aspectos que extraña a Garcés es que el déficit de vivienda proyectado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo es de casi 17 mil soluciones habitacionales, ello considerando que el año 2019, la CChC calculara una merma de 36 mil unidades.
“Y eso se condice porque hoy, con la pandemia todavía presente, se nota que hay más campamentos y hacinamientos en las casas. Creo que hay muchas personas que están esperando un empujón del Estado para acceder a una vivienda, y eso se refleja en los Comités”, finaliza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here