CMP y Cruz Grande: “Es puerto para faena propia, pero abierta a proveer servicios en la medida que disponga de capacidad excedentaria”

0
45

La Compañía Minera del Pacífico ya tiene algunas faenas en el lugar y proyecta que el puerto esté operativo en 2026. Actualmente, la empresa está consiguiendo permisos sectoriales, además de levantar infraestructura terrestre, mejoras y optimizaciones de diseño en la ingeniería, mientras -en forma paralela- termina de tramitar la concesión marítima.

En la edición anterior de Semanario Tiempo, dimos a conocer que a pesar de que el futuro puerto de Cruz Grande cuenta con su Resolución de Calificación Ambiental aprobada (RCA) y de que existen actualmente obras que se desarrollan en el área terrestre, el trámite de obtención de la concesión marítima todavía se encuentra pendiente sin permiso oficial, aunque el trámite fue comenzado en enero del año 2012.
Al respecto, tuvimos contacto con la Compañía Minera del Pacífico y conversamos con Claudia Monreal López, una destacada ingeniero en minas a nivel nacional, que actualmente se desempeña como Sub Gerente de Desarrollo en CMP Minería.
Según Monreal, para fines del 2026 la Compañía Minera del Pacífico (CMP) podría tener terminado el proyecto Cruz Grande, iniciativa que la firma considera “fundamental” para la región de Coquimbo y para sus propias pretensiones: agregar una capacidad de embarque 13,5 millones de toneladas por año de pellet feed (hierro).

Actualmente, en Cruz Grande se observa movimiento y algunas instalaciones de la empresa que ha priorizado obras terrestres y todos los monitoreos comprometidos de flora y fauna marina y terrestre, así como calidad del aire. “Esta priorización se hizo en función de los permisos disponibles y el secuenciamiento de aquellas obras que no están sujetas a optimización de ingeniería para mejorar la oferta de la infraestructura, como es el cercado de sitios arqueológicos, traslado de los elementos que deben ser reubicados, como flora, fauna y reliquias arqueológicas, cercado terreno y de la Área Protegida Privada , caminos, partiendo por las mejoras del camino que da acceso a la dársena a los pescadores de Chungungo”, señala Monreal.

  • ¿Qué prioridad tiene la construcción y el inicio de operación del puerto de Cruz Grande para CMP? ¿Es un Puerto pensado en el servicio a terceros o al servicio de alguna faena propia?.
    Es un puerto pensado para faena propia, pero CMP está abierta a proveer servicios portuarios en la medida de que disponga de capacidad excedentaria, pero esto no alterará el diseño del puerto en el sentido de afectar los compromisos comunitarios.
    El puerto se encuentra en etapa de construcción, abordando desde los permisos hasta la infraestructura terrestre, mejoras y optimizaciones de diseño en la ingeniería, mientras la concesión marítima es otorgada y se puedan iniciar las obras marinas. Esperamos tener el término de la construcción para fines del 2026.
  • ¿Por qué el proceso de aprobación de la concesión marítima ha demorado cerca de 10 años?, ¿Qué pasos vienen ahora?.
    Lo que viene ahora es esperar. Es aceptable que una concesión tome este tiempo en definirse, toda vez que no hay plazos establecidos por ley para el pronunciamiento post recepción del informe técnico. La compañía ha estado constantemente preguntado a las autoridades pertinentes y entendemos que el trámite está en curso.
  • Si bien la RCA la tienen aprobada, ¿todavía faltan muchos permisos sectoriales por obtener? ¿Cuáles, por ejemplo?
    Tenemos un Plan Maestro de Permisos que estamos ejecutando en la secuencia requerida según el programa de trabajo. En este momento comenzamos un contrato para la tramitación del PAS 140 y el de residuos.
  • ¿Es posible o viable pensar en un puerto sin tener la concesión marítima?
    CMP ha considerado que si bien es un riesgo, en un porcentaje muy alto las concesiones marítimas son aprobadas cuando se ha procedido según la legislación vigente y se ha dado respuesta a todas las consultas ciudadanas. Siguiendo esta premisa creemos que el puerto es viable. No hemos visualizado un escenario sin concesión marítima.
  • Considerando los volúmenes y capacidad portuaria y técnica, ¿Es posible pensar en un solo puerto para La Higuera sumando por ejemplo otras iniciativas mineras?
    Los impactos de un solo puerto que cubra todos los requerimientos del distrito minero, que es un distrito ferrífero y que por tanto requiere gran movimiento de material, no han sido evaluados. Técnicamente todo es posible, la limitante es ambiental y debe evaluarse qué solución es mejor ambientalmente buscando reducir a cero impacto, el cual es técnicamente siempre posible, tanto para dos puertos como para un mega puerto.
    Hay múltiples ejemplos de convivencia entre puerto productivos y medioambiente en el mundo en áreas tan sensibles como la Gran Barrera de coral de la costa este australiana y el puerto de San Francisco, entre otros. Hoy ya están en navegación barcos con nitrógeno que reducen enormemente la huella de carbono y bajan a cero los riesgos de derrame. Hay monitoreo satelital de especies marinas en tiempo real y un gran número de herramientas que permiten abordar el desafío con los estándares que el 2050 va exigir y ese es nuestro horizonte hacer un puerto que responda a las exigencias del futuro , que resguarde el provenir de las próximas generaciones. Sea inclusivo y sustentable Esperamos que con ese espíritu se propongan soluciones para la Higuera o cualquier otro lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here