Alí Manouchehri: “El error más grande es que siempre imaginaron los recursos del casino”

0
18

Alcalde de Coquimbo justifica su decisión de seguir adelante con el leaseback (que dejaría en garantía el estadio Sánchez Rumoroso) porque no va a cometer el mismo error de la administración anterior.
“Se postergaban los pagos. Se proyectó presupuesto, se aumentó la planta, contrataciones, gastos, viáticos, viajes, todo eso, se hizo con las platas del casino. Esos recursos no llegaron y hoy están gastados”, asegura.
Economista de la ULS, Orlando Robles, considera que la deuda de Coquimbo, va exceder el periodo de Manouchehri. “En 4 años no se resuelve”, cerró el académico.

“No puedo cometer el mismo error de proyectarme con las platas del casino”. Esa fue la frase que esgrimió el alcalde de Coquimbo, Alí Manouchehri, al insistir en la estrategia de concretar un leaseback para poder paliar el grave déficit presupuestario que existe en la comuna puerto y que podría superar los 40 mil millones al término de este año.
Así el ex futbolista salió al paso de las críticas debido a que la medida pone como bien de garantía al estadio Francisco Sánchez Rumoroso, recinto que ha estado en el centro del debate y que incluso la barra del Al Hueso Pirata expresó en sus redes: “busquen otro bien inmueble para negociar”, ya que “con el estadio no se juega”.

Manouchehri realizó una fuerte campaña para llegar al sillón edilicio, que se extienden durante gestión, donde ha responsabilizado las anomalías financieras del ex alcalde de la ciudad, Marcelo Pereira, como la causa basal del escalabro económico de la comuna.
“No podemos proyectarnos. El error más grande que hubo es que siempre se imaginaron los recursos del casino y cada una de las problemáticas que se iban dando en ese trayecto, se postergaban los pagos. Se proyectó presupuesto, se aumentó la planta, contrataciones, gastos, viáticos, viajes, todo eso, se hizo con las platas del casino. Esos recursos no llegaron y hoy están gastados. Entonces no puedo cometer el mismo error mientras no tenga la claridad que esos fondos van entrar”, sostuvo Manouchehri, en un punto de prensa. La máxima autoridad recuerda que en los últimos años de mandato del demócrata cristiano, se habrían cancelado con los supuestos dineros del casino (que no llegaron por razones del estallido y de la pandemia), una serie de situaciones y contratos que inflaron mucho más la crisis.
En paralelo, ex edil Marcelo Pereira, señaló hace algunos días que el nuevo contrato amarrado en su administración con el casino, permitirían que la municipalidad reciba 19 mil millones al año, a contar del 2022. En ese sentido, agregó que “la nueva administración tuvo mejor suerte que la suya, con respecto a la reapertura post cuarentena que tuvo el casino”.
En esa línea, se cuadra con la de idea de traspasar un bien inmueble a una entidad financiera, con el objetivo de hacer la solicitud de 20 mil millones de pesos. Sin embargo, aclara que tiraron “lejos el tejo”, ya que los montos aprobados serían mucho menores finalmente.

Leaseback
Una serie de requisitos deberá sortear la municipalidad para contar con los recursos derivados de la operación de un leaseback. Primero, el proceso deberá ser visado por la dirección de Presupuestos, el Ministerio de Hacienda y la Contraloría General de la República. Luego que un banco se interese en prestar recurso. Recordemos que en esta acción el municipio apuesta a conseguir $20 mil millones.
Además, la entidad deberá presentar proyecciones de ingresos, gastos y cooperaciones, además de detalles del plan de austeridad. Juunto a ello, otro informe de la situación deudora del municipio (deuda actual y de los 5 años previos a la presente solicitud). Otro documento que se deberá añadir es la operación leaseback anterior.
Esto último en referencia a abril del 2018, cuando la administración Pereira y el concejo de ese entonces, decidieran pedir el mismo mecanismo que hoy acude Manouchehri. En la ocasión, Hacienda les aprobó $3 mil millones que finalmente no vieron luz verde, ya que desde el municipio no habrían ingresado una cláusula fundamental que instruye el cargo directo a la cuenta corriente del municipio y porque un inmueble del sector La Herradura pasó a ser área verde, por la implementación del nuevo Plano Regulador Comunal. A pesar de tener los montos aprobados, el proceso de licitación no se generó, debido a que ningún banco habría postulado en el proceso.

ECONOMISTA
Orlando Robles, economista ULS, asegura que la iniciativa del leaseback que impulsa Manouchehri es una alternativa válida, que ya que distinto sería “si se quedara con brazos cruzados” esperando generar recursos para ir saneando la crisis. Y aunque sea pagar “deuda con otra deuda”, la idea es ir ganando tiempo.
“Lo que está haciendo él (alcalde) es ganar tiempo para una gestión que sabe que toma tiempo. Pero el municipio tiene que preocuparse, ya en un plazo mayor, en aumentar los ingresos y reducir los gastos, es matemática sencilla, no puedo gastarme más de lo recaudado. Yo creo, en un juicio de valor, que el pagar la deuda de Coquimbo, va exceder el periodo de Manouchehri, en 4 años no se resuelve”, cerró el académico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here