A más de un año y medio del estallido social, emblemáticos edificios siguen sin ser restaurados

0
27

Entre octubre y noviembre del año 2019, en el contexto del estallido social, una serie de edificios, muchos de ellos patrimoniales del tiempo del Plan Serena, sufrieron una serie de daños como ataques incendiarios, saqueos y rallados en sus fachadas. A un año y nueve meses, algunos todavía siguen sin ser restaurados, incluso uno, el de la Seremía de Educación, el frontis sirve como refugio para personas sin hogar.

En octubre se cumplirán dos años del denominado estallido social, en donde miles de personas se convocaron en las calles para hacer sentir su malestar, ya sea por la administración política del país, el alza en algunos bienes básicos, mejores pensiones, en donde entre medio, empezó a surgir la ideal de un cambio de la Constitución, que dio origen al plebiscito y la convención constitucional que a la fecha, ya lleva cerca de dos meses funcionando.
Pero, en el contexto de las marchas, en varias ocasiones, grupos de descolgados se dedicaban a tener enfrentamientos con Carabineros, a hacer rayados en los muros, y en algunos casos a hacer destrozos mayores a edificios patrimoniales como a la Seremía de Educación, Desarrollo Social y del Trabajo, todos en el eje de la avenida Francisco de Aguirre en La Serena, que era el punto neurálgico de las manifestaciones, o la “zona cero”.
En un recorrido por las principales calles de la capital regional, todavía es posible observar la “bunkerización” del comercio, con las vitrinas cubiertas de grandes planchas metálicas, que en un principio eran de madera, así como también varios cruces sin semáforos, en donde los conductores se han debido acostumbrar a esta realidad.

En otro punto de la ciudad, específicamente frente a la rotonda de la Ruta 5 con la avenida Francisco de Aguirre, la estatua del conquistador sigue sin ser instalada luego de ser primera imagen arrancada.
También, las oficinas de la Seremía del Trabajo junto con la “Tía Rica” fueron incendiadas el pasado 21 de octubre del 2019, de las cuales la Dirección de Crédito Prendario (Dicrep) se mantiene en operaciones, mientras que las dependencias de la repartición del estado fueron reubicadas indefinidamente y el edificio está repintado, con refuerzos en puertas y ventanas, pero todavía inutilizado.
Si bien, en las cercanías, el hotel Costa Real también fue incendiado y saqueado, a la fecha, ya está restaurado y los dueños tomaron las medidas preventivas, instalando unas inmensas rejas para proteger la entrada al lugar de hospedaje.

¿Quién tiene la responsabilidad?
Consultados a la Seremía de Educación, dieron a conocer que de ellos no depende, si no que del Consejo de Monumentos Nacionales, que son los que deben autorizar los trabajos de restauración.
Al respecto, Francisco Varas, seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, señala que “cada servicio de manera sectorial se está haciendo cargo presupuestariamente de la restauración de sus edificios”.
“Nosotros, como Seremi, estamos apoyándolos a través de la oficina técnica del Consejo de Monumentos Nacionales con la respectiva asesoría técnica para el desarrollo de este necesario proceso de recuperación, ya que se ubican emplazados en la Zona Típica de La Serena” agrega.

Refugio para personas sin hogar
Curioso resulta al pasar por las dependencias de la Seremía de Educación, edificio llamado en sus orígenes Gabriela Mistral, que fue diseñado como liceo técnico femenino e internado por el arquitecto José Aracena, y construido en la época de la presidencia de don Gabriel González Videla, bajo el llamado Plan Serena, que en la entrada vive una persona sin hogar.
Se le puede ver con colchones, frazadas y varios carros de supermercado.
El recinto de estilo del renacimiento español, que en 2002 fue declarado Monumento Histórico por el Consejo de Monumentos Nacionales, había sido incendiado en cerca de un 80% del primer piso. A la fecha, todavía siguen las latas cubriendo la entrada y las ventanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here