¿Esquirlas del Papaya Gate? A más de cinco años de sus primeros estudios, Ejecutivo aún baraja sitios para implementar nuevo relleno sanitario

0
28

Serían cinco terrenos los que están en evaluación del Gobierno Regional para poder ejecutar un proyecto alternativo que permita reemplazar el vertedero El Panul. Sería un predio de 100 hectáreas, pero consejeros regionales sostienen que definición no la tomará la actual administración, sino que será resorte de la gobernadora electa, Krist Naranjo.

Se mantiene la incógnita respecto a la necesidad de materializar el proyecto para dotar de un Centro de Manejo de Residuos Sólidos Domiciliarios para la provincia Elqui, iniciativa que reemplazará al vertedero El Panul, cuya vida útil está prevista para el 2024.

Los estudios partieron en 2016 y responden a la sobrecarga del relleno sanitario, buscando una solución sustentable y sostenible en el tiempo. Actualmente, los residuos sólidos domiciliarios del 61% de los habitantes de la Región de Coquimbo son depositados en el relleno de El Panul de Coquimbo. Solo en 2019, las comunas de La Serena, Coquimbo, Andacollo y la Higuera generaron más de 194 mil toneladas de basura, un 54% de lo generado en toda la región y que fue depositado, justamente, en este sitio.
Una situación compleja si, además de la sobrecarga del lugar, se considera que este es el único espacio de la región que cuenta con los permisos vigentes requeridos por ley para su funcionamiento, pues los restantes son vertederos al margen de la normativa ambiental.

Como sostiene el Intendente Pablo Herman “la situación del relleno sanitario del Panul evidencia la necesidad que tenemos como región de relacionarnos de otra forma con nuestro entorno. Necesitamos una solución sustentable y sostenible en el tiempo para enfrentar la generación de residuos domiciliarios y, para eso, desde 2016 se han realizado 4 estudios para buscar un sitio idóneo en el que podamos desarrollar un Centro Integrado de Manejo de Residuos Sólidos Domiciliarios, pues en base a la situación regional hemos definido que esta es la figura hacia la que debemos apuntar. Hoy ya contamos con 5 alternativas en análisis”.
Estos estudios fueron desarrollados y financiados por el Gobierno Regional a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) y la Corporación Regional de Desarrollo Productivo (CRDP).

Los 5 sitios en análisis están ubicados en distintos puntos del Elqui y fueron evaluados en base a distintas variables, entre ellas, el distanciamiento a áreas pobladas, la pendiente, la superficie disponible, el distanciamiento respecto de cursos de agua superficial, la accesibilidad a caminos públicos, distancia respecto de áreas naturales sensibles, entre otras. “Aquí lo importante y fundamental es que este es un esfuerzo que no puede ser impulsado solamente por las autoridades de turno. Necesitamos dejar atrás la visión del vertedero como tal y cambiarla por un lugar de manejo de residuos, pero nada sacamos generando estudios e impulsando este proceso de búsqueda de sitios si finalmente las familias no van a dar el siguiente paso, revisando lo que consumen, cómo lo hacen y modificando la forma en que generan los desechos en sus respectivos hogares. Cada uno de los habitantes de nuestra región debe hacerse parte de esta gran cadena, que debe funcionar sin interrupciones de un extremo al otro para que esta iniciativa sea eficiente”, enfatiza el Intendente.

¿Esquirlas del Papaya Gate?
Para el Consejero Regional de la provincia Elqui, Javier Vega (PC), el escándalo de la compra de terrenos para un centro deportivo, cuyo costo superaba los $9.800 millones, y que fue objetado en cuatro oportunidades por la Contraloría, bautizado como “Papaya Gate” es una de las principales razones por la demora del Ejecutivo para conseguir el terreno que diese vida a la iniciativa.
“Este proceso ya lleva más de un año, porque estaba José Cáceres (ex administrador regional, ex jefe Diplan y uno de los principales implicados en el escándalo) cuando se hizo este acuerdo, para comprar un terreno sin saber dónde estaba la ubicación”, comenta Vega.

En ese diagnóstico también lo apoya su par de la DC, Cristián Carriel, quien agrega incluso que ha habido propuestas para comprar terrenos, con proyectos acabados en la comuna de Monte Patria, pero que el Gobierno no tuvo la voluntad de continuar.
“Nosotros hemos solicitado, en reiteradas oportunidades, que se nos explique la situación porque quizás se encontraba en la misma situación con el Papaya Gate y los terrenos del hospital de Coquimbo. Respuesta al Consejo Regional no hemos tenido”, dice el personero de la falange.

Vega considera que el Ejecutivo “no quería hacer una identificación del terreno porque podría haber una especulación”. “El gobierno ha escondido la información y no ha levantado la Mesa de Residuos sólidos. Huele que aquí el Gobierno tenía un negocio, con la idea del Gobierno de concesionar todo, y a mí me parece que eso debería estar a cargo las municipalidades para poder desarrollarlo”, añade.

Por eso, concluye, la definición de una eventual marcha de esta iniciativa ya no sería resorte de la actual administración, sino de la Gobernadora electa, Krist Naranjo. “Esperamos que con ella se pueda retomar esta situación. Yo le he planteado este tema, y existen programas y que apenas llegue la nueva Gobernadora hay que sacar el tema”, detalla.

Semanario Tiempo envío consultas al Intendente Pablo Herman sobre si las implicancias del Papaya Gate y el rol de José Cáceres, tanto en el escándalo, como en su relación con la búsqueda del predio, provocaron una demora en los procesos (donde incluso el ex administrador llegó a tasar el predio en $7 mil millones), pero declinó en contestar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here