Minera Los Pelambres es la primera operación de Chile y Sudamérica con equipos de perforación autónoma e incorporará este año aparatos eléctricos

0
69

Iniciativa de automatización ha permitido perforar más de 200 mil metros de pozos en modalidad autónoma, elevando el rendimiento de la compañía entre un 5 y 10%.

Minera Los Pelambres se transformó en la primera operación del país y Sudamérica en implementar un sistema de perforación autónoma para los pozos en las tronaduras del yacimiento, al automatizar dos perforadoras Pit Viper 351 diésel, maniobradas por operadores que desde una sala de control, situada a tres kilómetros de la mina.
La iniciativa que viene desarrollándose desde el 2018 con su proveedor sueco Epiroc, que permitió adaptar las maquinarías. La compañía, incluso, mencionó a Semanario Tiempo que este año el plan se expandirá con la instalación de tres perforadoras eléctricas.

Mauricio Larraín, gerente general de Minera Los Pelambres, expresó que “lo más importante de este proyecto, desarrollado en gran parte por profesionales de nuestra compañía y con el apoyo de Epiroc, es la seguridad que entrega esta tecnología, que reduce considerablemente la exposición de los trabajadores a zonas de riesgo y la mayor continuidad a los procesos”.
El sistema de comunicación, entre la sala de control del equipo en las oficinas de la mina y un punto de operación remoto en el yacimiento, permite transferir toda la información necesaria para operar de forma eficiente y segura. Adicionalmente, el sistema autónomo cuenta con puntos georreferenciados que permite guiar la perforadora en el patio de perforación.

El rendimiento de las perforadoras autónomas ha mostrado un incremento entre un 5 y 10%, con más de 200 mil metros perforados.
La empresa también redujo las evacuaciones por voladuras, ofreció nuevas oportunidades profesionales entre los trabajadores, facilitó las transiciones de los operadores en la sala y fortaleció algunos procesos, como el suministro. Otros beneficios del funcionamiento autónomo radican en aumento en la velocidad operativa de perforación; mayor precisión en la profundidad del agujero y de la ubicación del pozo, y menor costo de mantenimiento y elevar la vida útil de los aceros de perforación.
Según la empresa, se realizó una inversión de US$1 millón por cada perforadora autónoma, a lo que se suma un monto variable para asegurar la red en faena. “Para Minera Los Pelambres el foco de seguridad operacional es prioritario, nuestra meta es tener cero accidentes y esta tecnología permite reducir considerablemente la exposición a zonas de riesgo”, mencionaron.

Inducción y rareza
Los trabajadores recibieron una inducción teórica previa, de aproximadamente 16 horas y luego pudieron acceder a un proceso práctico real que complementó su aprendizaje. Para ello, una vez instalados los sistemas, se realizó un acompañamiento personalizado mediante un instructor que durante dos meses orientó y acompañó todo el tiempo a los operarios.
Según la compañía, estos sistemas no son tan usuales de incorporarse en la gran minería, pues existen condiciones particulares que dificultan este tipo de implementaciones. En el caso de Minera Los Pelambres, requirió un esfuerzo de coordinar los procesos para adoptar esta tecnología y definir, además, que debía ser la tecnología la que se adaptara a las necesidades del rajo y no al revés.
Los Pelambres produce concentrado de cobre y molibdeno y su yacimiento está ubicado en la Cordillera de los Andes a casi 3.600 metros sobre el nivel del mar. Desde hace 10 años, tiene un contrato con Epiroc para de mantenimiento de los equipos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here