Destaca asesorías a instituciones públicas como a la PDI, donde se analizan los datos que se generan a nivel provincial para fortalecer las unidades centralizadas de la policía civil, aspecto similar al examen de información del covid-19, disponibles de forma comunal para que las poblaciones sepan cómo avanza la pandemia en sus territorios.

Sabías que el 49% de la mortalidad nacional por Mal de Chagas proviene de casos de la región de Coquimbo, y el 70% de la información astronómica del mundo se origina en los centros locales, y más del 50% de los relaves depositados a lo largo del país están ubicados en la IV Región. Son algunas de las conclusiones que ha trabajado el Big Data de la Universidad de La Serena (ULS), que en nueve años está consolidando la correlación de datos con un enfoque multidisciplinario.
El investigador y académico César Espíndola, doctor en Ingeniería y director de Desarrollo Estratégico y Calidad de la ULS y director Ejecutivo del proyecto Big Data ULS 1895 Mineduc, cuenta que partieron con la analítica de información procedente de instituciones públicas, incorporando datos del entorno para la gestión de las distintas disciplinas de la casa de estudios.
Luego se avanzó en la recolección de data a nivel país y la existente en el extranjero. “Vimos una convocatoria del Ministerio de Educación y presentamos el proyecto Big Data ULS, transformación digital de la región de Coquimbo. En este proyecto tenemos ámbitos de desarrollo: fortalecimiento de capacidades de hardware y software para procesar grandes volúmenes de datos –solo en astronomía tienen 130 terabytes– y otros datos relacionados con el sistema de salud, demografía, economía, educación y medioambiente regional, como las cinco primeras áreas bases”, comenta.
Espíndola destaca la asesoría que realizan, el último año, a la Policía de Investigaciones (PDI) en el diseño de información respecto a delitos y crímenes a nivel provincial, que vendría a fortalecer los propios modelos de la policía civil a nivel nacional.
Y con la pandemia, el Big Data de la ULS realiza una bajada regional, donde los usuarios pueden monitorear, en directo, cada día, cómo va evolucionando el covid-19.

César Espíndola, investigador y académico, doctor en Ingeniería y director de Desarrollo Estratégico y Calidad de la ULS y director Ejecutivo del proyecto Big Data ULS 1895 Mineduc.

Enfoque multidisciplinario
Con objeto de fortalecer la investigación científica se han ido incorporando expertos para el procesamiento de los datos. Cerca de 30 personas, entre profesionales de la ingeniería en Computación, Industriales, Analíticos, además de astrónomos y del área de la enfermería, economistas, químicos, entre otros, van revisando la data disponible.
“Por ejemplo, si tenemos la distribución de relaves, los mapas de vientos; las disposiciones de aguas superficiales y los patrones de enfermedad regional, podemos encontrar correlaciones en estos procesos. Y esa es la tarea que hacemos en este minuto”, subraya.
La institución está bajo el alero de la Rectoría de la ULS y se encuentra alojada en la Dirección de Desarrollo Estratégico y Calidad junto al Centro de Informática. “El Data Center de la Universidad de La Serena es el más grande que está en la zona norte y que es el nodo terminal de fibra de alta velocidad de Internet que tiene Chile”, menciona.
Y es que al proveer bienes públicos de información gatilla en el principio de que la información generada es a costo cero. Ello, mediante la agregación de valor e inclusión de una visualización interactiva que permite navegar, en función de los intereses de cada usuario, ya sea para estudiantes, como investigadores o tomadores de decisiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here