Partes de la controversia ya fueron notificadas de la decisión adoptada por los magistrados Fabrizio Queirolo, Jasna Pavlich y Juan Opazo. Esta es la segunda vez que este tribunal revisa la iniciativa que contempla una inversión de US$2.500 millones en La Higuera, al norte de la región de Coquimbo, luego que la Corte Suprema ordenara revisar nuevamente los antecedentes del caso, pero enfocándose solo en los aspectos técnicos y ambientales.

En un breve escrito en la causa R-1-2017, Andes Iron contra Servicio de Evaluación Ambiental, los jueces del Tribunal Ambiental de Antofagasta (1TA) –Fabrizio Queirolo, Jasna Pavlich y Juan Opazo– que revisan el proyecto minero Dominga resolvieron que la controversia quedó en acuerdo y comenzó la redacción del fallo.
Cabe recordar que esta es la segunda vez que este Tribunal Ambiental de Antofagasta revisa la iniciativa que contempla una inversión de US$2.500 millones en La Higuera, al norte de la región de Coquimbo. En abril de 2018, falló favorablemente y resolvió que se volviera a votar en la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo, determinando que el rechazo entregado por este organismo no había cumplido con las formalidades administrativas.
Sin embargo, las partes opositoras al proyecto apelaron a esta resolución ante la Corte Suprema y ordenó al Tribunal Ambiental, en septiembre del 2019, volver a revisar nuevamente el caso, pero esta vez, enfocándose solo en los aspectos técnicos y ambientales.
Las partes de la controversia ya fueron notificadas de la nueva decisión de los magistrados del 1TA.
La semana pasada, Queirolo, Pavlich y Opazo desistieron de solicitar documentos a las subsecretarías del Medio Ambiente y Pesca, informes que eran vistos por los magistrados como una medida para “mejor resolver” la causa, pero había transcurrido el plazo legal del estudio, por lo que fueron decretadas de forma extemporánea, dejándolas sin efecto.
La solicitud había sido presentada por el abogado Patricio Leyton, quien representa a Andes Iron, y encontró resistencia de grupos ambientalistas de la Alianza de Humboldt, acusando que se estaría “politizando” la decisión, “al solicitar a organismos que cuentan con claras influencias políticas que den su opinión, en vez de enfocarse en una revisión técnica como lo ordenó la Corte Suprema”.
La magistratura también había requerido, mediante oficio, un informe a la Comisión Regional de Uso del Borde Costero (CRUBC) que indicara acerca de la supuesta compatibilidad del proyecto Dominga con la biodiversidad que sustenta el Sistema Bahía de Coquimbo.
En la oportunidad, los integrantes de la sala programaron una reunión realizada ayer, jueves 23 de julio, donde informaban que durante el proceso habían realizado una serie de citas para alcanzar acuerdo en la emblemática causa, lo que se concretó definitivamente dentro de los pronósticos.
Se estima que el veredicto de la corte especializada de justicia ambiental podría conocerse el mes siguiente, según informó a El Mercurio de Antofagasta el presidente del 1TA, Mauricio Oviedo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here