Estos son los cuatro laboratorios que se implementarán para detectar exámenes por coronavirus en la región de Coquimbo

Publicado bajo: Destacadas,Infraestructura y Construcción |

Actualmente, los resultados de los test que se aplican en la zona se procesan en el Hospital San Camilo de San Felipe, en la región de Valparaíso. Por ello, las autoridades públicas de salud en Coquimbo, prevén la habilitación de dos laboratorios para poder analizar las muestras, uno estará en el antiguo Hospital de Ovalle y otro en la Universidad Católica del Norte, y se prevé la colaboración de una empresa minera para dejar instalados dos laboratorios adicionales en el Hospital de Illapel y en el Hospital de La Serena.

1274 - 12-13 xxEl test de Covid-19 se aplica según criterio médico a todos aquellos pacientes con sospecha de ser portadores del virus. “En nuestra región, las muestras son trasladadas al Hospital San Camilo de San Felipe, lo que implica un retraso de 48 horas en la obtención de los resultados”, dice el director del Servicio de Salud Coquimbo, Claudio Arriagada, quien especifica que “por ello, hemos estado trabajando en la habilitación de dos laboratorios para poder analizar las muestras, uno estará en el antiguo Hospital de Ovalle y otro en la Universidad Católica del Norte, y esperamos tenerlos próximamente. Hemos recibido también la colaboración de Minera Los Pelambres, que instalará dos laboratorios adicionales: uno en el Hospital de Illapel y otro en el Hospital de La Serena, lo que nos permitirá contar con los resultados de nuestros pacientes de manera mucho más rápida”.
El laboratorio que podría habilitarse de manera más próxima para realizar exámenes de detección de Covid-19 estará alojado en la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte (UCN), gracias a un convenio firmado entre esa casa de estudios y el Servicio de Salud de Coquimbo. Dicho laboratorio debería estar funcionando este mes.

Al respecto, la Vicerrectora de Sede de la UCN, Dra. Elvira Badilla, destaca que esta alianza se enmarca en la estrecha vinculación con el medio que mantiene la institución, subrayando además que en virtud de dicho convenio, la universidad, a través de su Facultad de Medicina, responde a esta crisis sanitaria con los medios necesarios, debidamente certificados por la autoridad competente. “Es importante que el Gobierno Central reconozca los expertos e infraestructura que existen en las regiones, y en particular en las universidades regionales, que realizamos un aporte, no siempre bien reconocido, en la formación de profesionales, en investigación y en innovación”, manifiesta.
Según el decano de Medicina de la UCN, Osvaldo Iribarren, los análisis se realizarán en el Laboratorio de Biología Molecular, que cuenta con los especialistas, la infraestructura y la tecnología necesarios para ello y comenzar a procesar muestras de casos sospechosos.

Actualmente, la región de Coquimbo no cuenta con este servicio, debiendo enviar las muestras a otra región para su procesamiento. Esta demora, advierte Iribarren, “puede hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso en la campaña de control de la epidemia”. De allí la importancia de la colaboración entre el sector público y el mundo académico, que se ha visto facilitada con la creación de una Mesa Regional Social por COVID-19, convocada por la Intendenta de la Región de Coquimbo, Lucía Pinto, e integrada además por alcaldes, el Colegio Médico y Seremi de Salud.

Entre los principales acuerdos de esta mesa se cuentan la pronta implementación de la tecnología de dos laboratorios para diagnóstico de COVID-19, uno en la Facultad de Medicina de la UCN y otro en el Hospital de Ovalle; y sumado a lo anterior la coordinación con los municipios en la implementación de puntos sanitarios. Lo que se requiere, precisa Iribarren, es una detección que permita identificar el material genético de este virus, condición “absolutamente indispensable para reconocer a los pacientes lo más precozmente posible”.

Bioseguridad del laboratorio
Esa detección precoz es justamente el aporte que realizará el Laboratorio de Biología Molecular y Celular del Cáncer (Cáncerlab), perteneciente al Departamento de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina UCN, con una experiencia de 10 años en el diagnóstico molecular mediante la técnica de Reacción de la Polimerasa en Cadena, conocido como PCR, por su sigla en inglés. Garantizar las condiciones de bioseguridad requeridas exige, sin embargo, una serie de medidas, y así lo explica Giuliano Bernal, jefe del citado laboratorio.
“Actualmente estamos implementando un Laboratorio de Bioseguridad para realizar el diagnóstico molecular de CoViD-19. Para ello se requiere habilitar una sala especial, separada del resto de las habitaciones, que posea presión negativa, de modo de evitar cualquier fuga de material contaminado. En esta sala se habilitará un gabinete de Bioseguridad Tipo II, en donde se procederá a la extracción del RNA viral. Esta sala contará además con un autoclave, para eliminar cualquier posible residuo contaminado que se haya generado durante el proceso. El profesional que ingresa a esta sala, deberá pasar por una sala previa, en donde se cambiará de ropa, y se pondrá los implementos de bioseguridad necesarios para su trabajo”.
En otra sala diferente, y sin ninguna comunicación con las anteriores, precisa Bernal, “se dispondrá de otro gabinete de Bioseguridad Tipo II, en donde se preparará la mezcla de reactivos para el PCR, para finalmente, incubar esta mezcla con el RNA viral en una sala diferente, equipada con gabinetes especiales ello”.

APORTE DE MINERA LOS PELAMBRES
Junto a ello, el miércoles pasado, la empresa Antofagasta Minerals creó un fondo de US$6 millones para ayudar a las comunidades por coronavirus. La iniciativa beneficiará de manera directa a las localidades cercanas a sus cuatro operaciones, tanto en la Provincia del Choapa como en la región de Antofagasta. “Superada la fase inicial, más adelante esperamos que este aporte también sirva para incentivar la recuperación económica y social de nuestros vecinos, de acuerdo a lo que ellos definan como sus mayores urgencias y necesidades”, afirmó Iván Arriagada, presidente Ejecutivo de Antofagasta Minerals.
“Estos recursos extraordinarios, que se suman a los planes de inversión social que desarrollamos normalmente, permitirán en una primera etapa comprar insumos y equipos médicos, habilitar recintos para las personas que requieran estar en cuarentena, apoyar en barreras sanitarias y sanitizar espacios públicos, entre otras acciones que se definan en instancias de diálogo con nuestros vecinos y las autoridades”, reiteró Arriagada.
Si bien el plan de acción considera tres fases -emergencia, recuperación y normalización-, con especial foco en salud local, reactivación económica y apoyo a las comunidades, las acciones específicas estarán en línea con los programas y las acciones coordinadas con las autoridades locales, para asegurar su sustento técnico. Para ello, se establecerán instancias de coordinación compuestas por autoridades sanitarias, municipios y Antofagasta Minerals, las que serán las responsables del análisis de los requerimientos y de la implementación de las acciones.
En síntesis, el grupo minero ya ha contribuido con cerca de US$1.200.000. Justamente, entre los usos de estos recursos destacan la adquisición de equipos PCR de detección del COVID-19 que serán instalados en los hospitales de La Serena e Illapel, además del Complejo Asistencial Norte de Antofagasta. Junto a ello, también se han destinado fondos a sanitización de espacios públicos, compra de insumos para centros médicos y hospitales, y colaboración con la instalación de barreras sanitarias.
El equipamiento, que incluye un sistema de detección PCR en tiempo real y un extractor de ácido nucleico, será puesto a disposición de la autoridad de salud de la región en los próximos días para apoyar la implementación de los laboratorios en los recintos asistenciales de Illapel y La Serena.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *