Gremio del Turismo pide auxilio al ejecutivo: Cancelaciones hoteleras de semana santa por coronavirus y mala proyección a tres meses

Publicado bajo: Destacadas,Turismo |

Laura Cerda, Presidenta de la Cámara Regional de Turismo, apunta a que el Ejecutivo facilite mecanismos de pago para deudas de pequeñas y medianas empresas que son las más afectadas en este tipo de emergencias.

turismoEl coronavirus se instaló y no se irá por lo menos en los próximos meses. Esa es la conclusión que realiza la Cámara de Turismo de la Región de Coquimbo sobre el panorama epidemiológico que existe en la zona con la llegada del coronavirus y que podría afectar, por lo menos, los próximos 90 días.

En ese sentido, Laura Cerda, mandamás de la organización gremial, sostiene que ya se han experimentados cancelaciones en fechas claves que son de amplio interés por los hoteles y operadores locales por la alta afluencia de turistas, como Semana Santa.
“Es muy destacable el hecho que los empresarios, a pesar de lo que significa comercialmente están situación, sin excepción, no hay ninguno que este promoviendo una situación de vacaciones, de distracción, en cada uno de los establecimientos. Lo que si estamos promoviendo hoy día, es que la gente no anule o cancel reservas, sino que las cambie o aplace hasta cuando puedan retomarse, y van a retiro de dinero, a modo de solidaridad, de las pymes fundamentalmente. y de las empresas que ya contaban de alguna u otra manera con esos recursos”, detalla Cerda. Esto debido a que, agrega, uno de los máximos problemas que tendrán los empresarios será la liquidez para cancelar créditos, impuestos, mercaderías y la planilla de trabajadores. “Esa es la máxima preocupación para poder retomar con fuerza y encausar luego todo nuestro trabajo”, añade.

El gremio, sostiene, ha soportado con resiliencia los últimos meses que se agravaron luego del estallido social del 18 de octubre en 2019, donde la actividad cayó en diciembre y enero, repuntando solo en febrero. “A la fecha, hay establecimientos que cerraron, literalmente cerraron, para poder sortear en algo lo que significa la falta de ingreso que va a haber”, comenta. En detalle, serían dos establecimientos de la provincia LImarí, sumado a la reciente orden del alcalde de Paihuano, Hernán Ahumada, de cerrar varios establecimientos para evitar la propagación del Covid-19.

Respecto a las cancelaciones, dice Cerda, “a estas alturas, ha habido un 100% al 30 de marzo y hoy, con el anuncio del Presidente (Piñera) –Declaración de Estado de Excepción– la próxima semana prácticamente no va a haber movimiento, o sea, esa es la realidad que tenemos. O sea, desaparecen los seminarios, cursos, talleres, citaciones, eventos de negocio, todo lo que es movilidad turística, incluyendo las personas que vienen por descanso. No va a existir ese movimiento, ni a nivel de alojamiento, ni a nivel de restorán, ni menos agencias de viajes”.

Petición
El gremio turístico solicita que el Ejecutivo tome cartas en el asunto y concrete herramientas de ayuda con medidas para controlar el débil dinamismo del sector, con proyección a las semanas siguientes. En ese sentido, apuntan a principalmente a facilitar mecanismo de pago enfocadas a las pequeñas y medianas empresas, que son las más afectadas dada la escasa “caja chica” para solventar deudas.

“Es muy serio, el sector hotelero está, te diría que un 94% por (está conformado) por pymes, y de la pymes, fácil, deben haber el 80% de empresas familiares, o sea, no es que un trabajador vaya a trabajar a una empresa, sino que las empresas que absorben carga laboral, por decirlo así, son de pymes, así que van a quedarse trabajando los familiares y los demás para la casa, porque no va haber otra opción”, sentencia.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *